Unidas Podemos remarca el voto conjunto de la izquierda con ERC y JxCat

El diputado por Barcelona de Catalunya en Comú, Gerardo Pisarello (c) aplaude a su compañera Gloria Elizo (i) tras ser elegida como tercera vicepresidenta del Congreso tras la segunda votación en la nueva legislatura, la XIV, al obtener 77 apoyos en la sesión constitutiva del Congreso. EFE/Ballesteros

Madrid, 3 dic (EFE).- El secretario primero de la Mesa del Congreso, Gerardo Pisarello, de la confluencia catalana de Unidas Podemos, ha puesto en valor que ERC y Junts per Catalunya se hayan unido este martes al PSOE y a Unidas Podemos en su estrategia para limitar la representación de Vox en la Mesa del Congreso.

En declaraciones a los periodistas en el Congreso de los Diputados, Pisarello ha dicho que los resultados de la votación para las secretarías de la Mesa habrían sido "imposibles" sin los votos de las fuerzas independentistas y nacionalistas que han apoyado al candidato de Unidas Podemos.

"Hablaba antes del momento histórico. Lo que está en juego no es una cosa banal", ha puesto en valor Pisarello cuando los periodistas han preguntado si ha habido una negociación con esos partidos, que han votado a los candidatos de Unidas Podemos a la Vicepresidencia y las Secretarías de la Mesa para sumarse al "cordón sanitario" a Vox.

Pisarello ha puesto en valor "el concurso" que ha habido de fuerzas nacionalistas e independentistas "que hoy advirtieron que había que hacer algo para frenar el avance" del partido de Abascal.

El candidato de Vox a la Secretaría de la Mesa del Congreso, José María Figaredo, no ha logrado representación en la Mesa del Congreso, a diferencia de lo que ha sucedido con la Vicepresidencia, donde el partido de Santiago Abascal sí ha logrado representación al no haber presentado el PSOE ni Unidas Podemos un candidato alternativo.

Preguntado sobre por qué no se ha evitado que Vox pudiese optar a una Vicepresidencia, Pisarello ha dicho que primero debían saber cómo iba a actuar la derecha en la votación.

"No sabíamos si la derecha iba a unirse o no", ha justificado el secretario primero de la Mesa, que ha reconocido que su estrategia "funcionó bastante bien" y no fue producto del azar aritmético.

Fuentes del PSOE, por su parte, han explicado que querían retener la Vicepresidencia Primera para su formación.

Pisarello ha dicho tener un "sabor agridulce" porque Vox tiene una presencia institucional muy fuerte en el Congreso pero, ha remarcado, "la división de las derechas sumada a la unidad de acción de la izquierda ha permitido moderar la presencia de la extrema derecha de Vox en la Mesa del Congreso".