Unicef preocupado por el aumento de niños migrantes que cruzan la selva del Darién rumbo a EE. UU.

Unicef preocupado por el aumento de niños migrantes que cruzan la selva del Darién, entre Colombia y Panamá, rumbo a Estados Unidos. Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, desde principios de este año, 32.488 han cruzado a pie esta peligrosa región. Cifra algo más de un 10 % superior al total de 2021. La mitad son menores de cinco años, particularmente vulnerables a la diarrea, la deshidratación y enfermedades transmisibles.

Otro dato alarmante es que alrededor de 900 de esos niños viajaban solos, cifra récord que cuadriplica el total del año anterior.

Durante la travesía por la selva del Darién, pequeños y mayores se enfrentan a múltiples formas de violencia, incluido el abuso sexual, el tráfico, la explotación, también a la falta de agua y alimentos seguros, las picaduras de insectos, los ataques de animales salvajes y los ríos desbordados.

Con el apoyo de la Unión Europea y Estados Unidos, y en estrecha colaboración con el Gobierno de Panamá, Unicef ha ampliado su presencia de uno a cinco centros de recepción en las fronteras con Colombia y Costa Rica, y en la Ciudad de Panamá.