La Unión Europea señala nuevamente a Apple de bloquear a la competencia

·3 min de lectura

Tras una investigación iniciada en 2020, la Comisión Europea dijo que cree que la compañía estadounidense abusa de su posición privilegiada para restringir el acceso de su competencia en lo que refiere a los pagos electrónicos que se realizan mediante monederos digitales.

La Comisión Europea (CE), el organismo Ejecutivo del bloque de 27 países, señaló este lunes a la empresa estadounidense Apple de abusar de su posición dominante para limitar el acceso a las tecnologías que permiten el pago sin contacto, con un creciente auge en el mundo.

Las acusaciones llegaron a la firma por medio de un pliego de cargos, fruto de una investigación en la que la CE busca determinar si la compañía estadounidense ha abusado de su posición de privilegio y poder en los mercados de monederos móviles.

En concreto, el bloque señala al gigante tecnológico de restringir la competencia, impidiendo que desarrolladores de aplicaciones de monederos móviles accedan al hardware y software que se necesita en los dispositivos de Apple dejando, por ende, como única opción los servicios de Apple Pay para sus usuarios.

"Apple ha construido un ecosistema cerrado en torno a sus dispositivos y su sistema operativo, iOS. Apple controla las puertas de este ecosistema, estableciendo las reglas del juego para cualquiera que quiera llegar a los consumidores que utilizan dispositivos de Apple", dijo la comisaria de Competencia de la Unión Europea, Margrethe Vestager, quien también explicó que la aplicación Apple Pay es la única solución de billetera móvil que puede acceder a la entrada NFC necesaria en el sistema operativo iOS, la cual no puede ser obtenida en otros dispositivos diferentes a los de la compañía creadora del iPhone.

El chip NFC, que desarrolla una comunicación de campo cercano empleado en los monederos móviles, permite los pagos "tap-and-go" - “un toque y listo” - en iPhones e iPads en todo el mundo, permitiendo una interacción de forma inalámbrica con el terminal de pago de cualquier comerciante.

La aplicación Apple Pay, que funciona con esta tecnología, es utilizada por más de 2.500 bancos en Europa, más de 250 empresas de tecnología financiera y otras entidades bancarias digitales en el continente.

En un comunicado, Apple respondió que colaboraría con la Comisión Europea y aseguró que su servicio de monedero digital "es solo una de las muchas opciones disponibles para los consumidores europeos para realizar pagos, y ha garantizado la igualdad de acceso a NFC al tiempo que establece estándares líderes en la industria para la privacidad y la seguridad".

La jefa antimonopolio del bloque rechazó el argumento de seguridad que dio la empresa y aseguró que las investigaciones de la Comisión Europea no han revelado ninguna prueba contundente que apunte a un riesgo de seguridad elevado -como Apple sustentó-, y dijo que por el contrario, "las pruebas que obran en nuestro expediente indican que la conducta de Apple no puede justificarse por motivos de seguridad".

¿Una posible multa para el gigante Apple?

La empresa estadounidense podría enfrentarse a una multa de hasta el 10% de su facturación global o 36.600 millones de dólares en función de sus ingresos del año pasado.

Al conocerse las acusaciones en contra de la compañía, las acciones de Apple, cotizantes en Frankfurt, cayeron considerablemente.

No obstante, la decisión final por parte del Ejecutivo podría tardar por lo menos un año, mientras tanto, la empresa estadounidense podría solicitar una audiencia a puerta cerrada para defender su caso o enviar una respuesta por escrito antes de que la Comisión emita su última palabra.

Con AP y Reuters.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente