La Unión Europea impone un cargador universal de tipo USB-C para todos los dispositivos desde 2024

·1 min de lectura

Un cargador para el móvil, otro para la tableta, un tercero para la cámara digital, la videoconsola, los auriculares... Y Europa dice basta.

La Unión Europea ha decidido imponer un cargador universal de tipo USB-C para todos los dispositivos que nos acompañan en nuestra vida en la era digital a partir del otoño de 2024.

Pero tener un único cargador para todos los aparatos electrónicos no es la única ventaja. Thierry Breton, Comisario de Mercado Interior de la UE, ha explicado que "esta nueva norma ahorrará más de 1.000 toneladas de residuos electrónicos al año, ¿se imaginan? por una sola norma... y además con una reducción anual de de casi 200 kg de CO2, lo que equivale a 10 millones de smartphones y 2.600 toneladas de materias primas. Y sabemos que hoy en día la situación de las materias primas es más crítica que nunca".

La normativa evitará las compras superfluas y el desperdicio de materiales. Se salvan de esta estandarización los ordenadores portátiles, los relés inteligentes y los pequeños dispositivos que no soportan el USB-C por razones técnicas como su tamaño.

Para llegar a este acuerdo, que debe ser refrendado formalmente por el Consejo y el Parlamento Europeos, se ha tenido que vencer la resistencia de poderosas empresas como Apple, que aún no utilizan el USB-C.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente