La Unión Europea dificultará la entrada de turistas rusos con la suspensión de un acuerdo de visas con Moscú

·3 min de lectura
Car at Estonia-Russia border crossing at Narva
Estonia planea nuevas restricciones para los turistas rusos.

Los turistas rusos lo tendrán más difícil para visitar la Unión Europea (UE).

Este miércoles los ministros de Relaciones Exteriores de la UE acordaron suspender un acuerdo de visados con Moscú, lo que dificultará que los ciudadanos rusos obtengan la entrada al bloque.

Ucrania y algunos Estados miembro de la UE habían pedido una prohibición general, pero otros como Francia y Alemania se opusieron.

Más de un millón de ciudadanos rusos han viajado a la UE desde el inicio de la invasión de Ucrania en febrero.

Se espera que varios países del este de la UE que tienen frontera con Rusia impongan más restricciones.

El viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Alexander Glushko, dijo que la UE "se estaba disparando en el pie" y que la medida no quedaría sin respuesta.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, criticó la decisión como una "medida a medias".

"Con respecto a Rusia [esto] es exactamente lo que condujo a la invasión a gran escala del 24 de febrero", dijo.

"Un riesgo"

Aeropuerto de Barajas.
España es uno de los destinos favoritos de los turistas rusos.

El jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell, dijo que el aumento sustancial de los cruces fronterizos desde Rusia hizo necesario suspender el acuerdo.

"Esto se ha convertido en un riesgo de seguridad para estos Estados vecinos", dijo. "Además de eso, hemos visto a muchos rusos viajar por ocio y compras como si no hubiera una guerra en Ucrania".

Pero se mostró contrario a aislar a los ciudadanos que están en contra de la guerra o a la "sociedad civil" rusa.

Borrell dijo que los países fronterizos con Rusia todavía tenían la libertad de restringir el acceso a los ciudadanos rusos, incluso a aquellos con visas.

La medida, que ha que sea más largo y costoso para los rusos obtener una visa, se considera un compromiso, ya que los Estados miembro no se han puesto de acuerdo en prohibir la entrada a los rusos por completo.

Los cinco países de la UE que limitan con Rusia -Finlandia, Estonia, Letonia, Lituania y Polonia- dijeron en un comunicado conjunto que podrían introducir prohibiciones o restricciones temporales "para abordar problemas inminentes de seguridad pública".

Estonia tiene como objetivo evitar que la mayoría de los rusos ingresen al país en unas semanas, dijo el ministro de Relaciones Exteriores, Urmas Reinsalu, citado por Reuters.

El ministro de Relaciones Exteriores checo, Jan Lipavsky, dijo que la Comisión Europea buscaría formas de ir más allá y agregó que se habían emitido unos 12 millones de visas a rusos, el equivalente a aproximadamente el 8% de la población del país.

Pero Francia y Alemania advirtieron en una declaración conjunta que las "restricciones de gran alcance" podrían alimentar la narrativa de Rusia como víctima y alienar a las futuras generaciones de rusos.

Las primeras ministras de Finlandia y Estonia
Las primeras ministras de Finlandia y Estonia

Los gobiernos de Estonia y Finlandia encabezan desde hace un tiempo una iniciativa que busca cerrar a los turistas rusos el acceso a la zona Schengen de libre tránsito, que incluye a 22 miembros de la UE así como a Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.

"No es correcto que los ciudadanos rusos puedan viajar, entrar en la zona Schengen europea, ser turistas, ver los paisajes, mientras Rusia está matando gente en Ucrania. Eso está mal", dijo hace unas semanas la primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, durante una rueda de prensa en Oslo.

Su postura fue secundada por la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, quien escribió en Twitter: "Visitar Europa es un privilegio, no un derecho humano". Luego añadió: "Es hora de poner fin al turismo de Rusia ahora".

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.