La UE rechaza adoptar plazo para la adhesión de Balcanes Occidentales

·3 min de lectura
El primer ministro esloveno, Janez Jansa (drcha.), da la bienvenida a su homólogo luxemburgués, Xavier Bettel, a la cumbre Unión Europea-Balcanes occidentales el 6 de octubre de 2021 en Brdo, Eslovenia (AFP/Jure Makovec)

Los líderes de la Unión Europea (UE) recusaron este miércoles adoptar un cronograma fijo para la incorporación al bloque para los países de los Balcanes Occidentales, en una cumbre realizada en Eslovenia.

Durante un encuentro que duró poco más de cuatro horas, los líderes de la UE reforzaron su compromiso de mantener abiertas las conversaciones, pero sin ofrecer algún progreso concreto en un proceso de adhesión que se encuentra en punto muerto desde hace varios años.

Los líderes de los 27 países del bloque se reunieron en el Castillo de Brdo, en Eslovenia, con los representantes de Albania, Bosnia, Serbia, Montenegro, Macedonia del Norte y Kosovo, que mantienen viva la ilusión de poder ser aceptados en la UE.

"Consideramos a los Balcanes una región más de Europa, y a sus Estados miembros como Estados hermanos que tienen que formar parte de la UE en el horizonte más cercano", dijo al fin del encuentro el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez.

No obstante instó a los países de los Balcanes Occidentales "a resolver sus disputas internas y cumplir con la agenda de reformas, sobre todo las vinculadas con el estado de derecho".

Por ello, aunque su país no reconoce la independencia de Kosovo, dijo que manifestó "la predisposición de España a continuar en ese proceso de diálogo y negociación" entre la UE y ese grupo de países.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, a su vez, apuntó que los Balcanes Occidentales "son parte de la misma Europa que la UE. Tenemos una historia compartida".

"La Unión Europea no está completa sin los Balcanes Occidentales", señaló.

- Evitar la presión -

No obstante, la jefa del gobierno de Alemania, Angela Merkel, dijo que se opuso a fijar un cronograma para la incorporación de esos países porque ello pone al todo el bloque "bajo presión".

Sin embargo, reforzó que la UE tiene "un inmenso interés geoestratégico" en esa región.

Una Declaración adoptada en Brdo reafirma el apoyo de la UE al proceso de ampliación del bloque, aunque señaló que debe funcionar con base en "reformas creíbles de nuestros socios" así como "condiciones justas y rigurosas".

Además, destacó la importancia de "mantener y profundizar" su propio desarrollo para garantizar la capacidad de integrar nuevos miembros.

Por su parte, los países balcánicos presentes reafirmaron su adhesión a los "valores y principios europeos" y con el compromiso de "llevar adelante las reformas necesarias que son de interés de su propio pueblo".

En un párrafo que pone en evidencia algunas de las diferencias restantes, la Declaración aplaude el compromiso de los seis países balcánicos "con la primacía de la democracia, los derechos y valores fundamentales y el Estado de Derecho".

También menciona "los esfuerzos continuados en la lucha contra la corrupción y el crimen organizado, el apoyo a buenas practicas de gobierno, igualdad de género y los derechos de personas que pertenezcan a minorías".

- "No tengo ilusiones" -

La relación de le UE con este grupo de países atraviesa una encrucijada delicada, porque los seis vecinos ya no esconden la frustración por años de negociaciones que no dar los resultados esperados.

En tanto, la interminable espera puede hacer que esos países decidan en contrapartida estrechar lazos con Rusia y China, dos potencias con una creciente influencia en la región.

Rusia tiene fuertes lazos culturales con los países de mayoría ortodoxa, al tiempo que China ha concedido enormes préstamos a todos los países de esa región.

El rompecabezas de la adhesión, sin embargo, tiene incontables dificultades, como el estricto veto de Bulgaria a la incorporación de Macedonia del Norte.

Los líderes de Bulgaria y Macedonia del Norte mantuvieron un breve encuentro mediado por Alemania y Francia, pero no tuvo ningún resultado positivo.

El presidente de Serbia (país que no reconoce a Kosovo), Aleksandar Vuciv, admitió: "no tengo ilusiones de un rápido acceso a la UE", a pesar que negocia ese paso desde 2009.

ahg/mb

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente