La Unión Europea quiere atraer trabajadores altamente cualificados

·2 min de lectura

La Unión Europea quiere atraer trabajadores altamente cualificados. Y con este objetivo, la Eurocámara ha votado una serie de medidas destinadas a actualizar la Directiva de la Tarjeta Azul.

Entre los sectores donde hay más demanda destaca la salud, así como las tecnologías de la información y la comunicación.

"El sector más visisible es el teconológico, y es también el que se menciona específicamente en la directiva incluyendo algunos derechos especificos. Pero yo diría que este es un tema intersectorial. Necesitamos un mejor acceso para los profesionales altamente cualificados, independientemente del sector", explica Martin Jefflen, presidente de Eurocadres.

La Tarjeta Azul fue introducida en 2009. Se trata de un permiso de trabajo y residencia, gracias al cual, ciudadanos no comunitarios altamente cualificados puedan acceder a ofertas de empleo en la Unión Europea.

Y una de las principales razones para su existencia es la disminución de la población en edad de trabajar. En 2016 había 333 millones, y se calcula que en 2070 habrá 292 millones.

Estos son algunos de los cambios que se han introducido en la directiva:

- un umbral más bajo de salario,

- un contrato de trabajo válido de al menos seis meses, en lugar de doce,

- la posibilidad de que los refugiados y solicitantes de asilo que ya se encuentran en la UE accedan al programa,

- permitir que miembros de la familia puedan sumarse al titular de la Tarjeta Azul y buscar trabajo

- y la posibilidad de moverse en el seno de la UE para buscar otro empleo después de doce meses.

Faciliando los criterios de admisión y fortaleciendo los derechos de los titulares, los eurodiputados esperan hacer que la Tarjeta Azul sea más atractiva.

Pero Jo Antoons, abogada belga especializado en captar trabajadores altamente cualificados, dice que la mejor manera para atraer talento sería que los Estados miembros trabajaran juntos. “Lo más importante es que seamos capaces de convertirnos en el destino de elección para el talento. Esto nos permitirá competir con otras regiones del mundo y hacer que el mejor talento posible llegue a Europa. Y esto sólo se puede lograr si miramos a Europa como un todo y no como Estados miembros individuales", explica desde su despacho en Fragomen Global LLP.

Francia, Italia, Alemania, España y Polonia emitieron juntos el 75% de los permisos registrados en 2019. Pero otros países como Dinamarca e Irlanda prefirieron quedarse al margen.

Ahora los eurodiputados esperan que las nuevas reglas alienten a más Estados miembros a utilizar la Tarjeta Azul.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente