La Unión Europea acuerda recortar la mayor parte de sus importaciones de petróleo ruso

·4 min de lectura

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea acordaron el lunes por la noche prohibir de inmediato más de dos tercios de las importaciones de petróleo ruso y poner fin al 90% de ellas para fin de año. Esta medida pretende secar las fuentes de financiación de la "maquinaria de guerra" de Moscú.

Finalmente, el lunes 30 de mayo se llegó a un acuerdo en Bruselas. Los líderes de los 27 países miembros de la Unión Europea (UE) aprobaron por la noche un embargo al petróleo ruso que eliminará cerca del 90% de sus importaciones desde este país a fin de año, exceptuando a Hungría.

Los jefes de Estado y de Gobierno reunidos en una cumbre en Bruselas acordaron un embargo gradual del petróleo transportado por barco, es decir, dos tercios de las compras europeas de petróleo ruso. Se ha previsto una exención temporal para el petróleo transportado por oleoducto, con el fin de evitar el veto de Budapest.

“Esto cortará una gran fuente de financiación para la maquinaria de guerra de Rusia”, tuiteó el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

Tras haberse comprometido Berlín y Varsovia a detener sus importaciones a través del oleoducto Druzhba, en total el 90 % de las exportaciones de petróleo ruso a la UE se detendrán a finales de año, afirman la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente francés, Emmanuel Macron. La extensión del embargo a las entregas por oleoductos se discutirá con prontitud.

“Rusia está eligiendo continuar su guerra en Ucrania. Como europeos, unidos y en solidaridad con el pueblo ucraniano, estamos tomando nuevas sanciones esta noche”, tuiteó Emmanuel Macron, cuyo país ocupa la presidencia del Consejo de la UE.

Hungría obtiene garantías

Horas antes, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, había pedido por videoconferencia a los líderes de la UE que "detuvieran sus disputas" para adoptar rápidamente el sexto paquete de sanciones contra Moscú, de las cuales el embargo petrolero era el punto más sensible.

Budapest había condicionado su luz verde a las garantías de su suministro. Al llegar a la cumbre, el primer ministro húngaro, Viktor Orban, había pedido garantías en caso de un corte en el oleoducto Druzhba que abastece a su país a través de Ucrania.

Hungría, un país sin litoral sin acceso al mar, depende para el 65% de su consumo del petróleo transportado por Druzhba. Budapest se había opuesto a la propuesta inicial de embargo, a menos que le permitiera beneficiarse de un período de al menos cuatro años y unos 800 millones de euros de financiación europea para adaptar sus refinerías. También exigió poder abastecerse de petróleo ruso por mar si se detuviera la llegada por oleoducto.

Se requiere unanimidad para la adopción de sanciones. La luz verde política de los líderes aún debe dar lugar a un acuerdo ratificado a nivel de los embajadores de los 27 países miembro para arreglar los detalles antes de que las medidas entren en vigor.

Luego se negociará para detener también las importaciones a través de Druzhba (un tercio de los suministros europeos), cuya rama norte sirve a Alemania, Austria y Polonia y la rama sur sirve a Hungría, República Checa y Eslovaquia. Para Moscú es más fácil encontrar otros compradores para sus exportaciones por petroleros que por oleoductos.

Sin embargo, algunos Estados miembro temen que la exención del suministro por oleoducto distorsione las condiciones de competencia para las compras de petróleo.

Ayuda de 9.000 millones de euros a Ucrania

En negociación durante un mes, el nuevo paquete de sanciones también prevé una ampliación de la lista negra de la UE a unas 60 personalidades, incluido el líder de la Iglesia ortodoxa rusa, el patriarca Kirill.

Incluye la exclusión de tres bancos rusos del sistema financiero internacional Swift, incluido Sberbank, la principal institución del país.

Los líderes también aprobaron la concesión de 9.000 millones de euros al Gobierno ucraniano para cubrir sus necesidades inmediatas de efectivo para hacer funcionar su economía. Kiev ha cuantificado sus necesidades en 5.000 millones de dólares por mes. El financiamiento europeo tomará la forma de "préstamos a largo plazo" con tasas de interés subsidiadas, dijo una fuente europea.

La cumbre de dos días también abordará el martes las consecuencias de la crisis alimentaria relacionada con la guerra y la transformación energética del continente para prescindir del gas ruso.

Con AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente