Unespa: en 2019 hubo 128.000 robos de coches, la cifra más baja de la década

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 16 feb (EFE).- Justo antes del estallido de la pandemia del coronavirus, en 2019, se produjeron 128.000 percances de robo en vehículos asegurados en España, la cifra más baja de toda la década, en su mayoría los modelos más vendidos y con más de 10 años de antigüedad.

Esta es una de las conclusiones del informe sobre robos de automóviles que publica cada año la patronal de las aseguradoras españolas, Unespa, y que engloba en el concepto de "percance" tanto la desaparición del vehículo en sí como la sustracción de algún objeto en su habitáculo o de alguno de sus componentes.

Seis de cada diez de los coches que fueron robados en España ese año tenían entre 11 y 15 años de antigüedad y en su mayor parte se trata de los modelos más populares del mercado, que los ladrones buscan con el objetivo de vender las piezas para reparaciones.

De acuerdo con este estudio, elaborado por Centro Zaragoza y Tirea, entidad especializada en información para las aseguradoras, los cinco modelos más robados en España ese año fueron el Seat Ibiza, el Seat León, el Volkswagen Golf, el Ford Focus y el BMW Serie 3.

A continuación se situaron otros clásicos de las carreteras españolas como el Citroën Xsara, el Peugeot 206, el Ford Fiesta, el Renault Mégane o el Opel Astra.

Los vehículos que tienen menos de cinco años sufren un 18 % de los robos, porcentaje ligeramente inferior a su representatividad en el parque móvil, del 19 %, debido a la mejora de los sistemas antirrobo que introducen los fabricantes en los modelos más recientes.

Asimismo, los vehículos que sufren más percances de robo en términos relativos (es decir, aquellos que se sustraen más en relación con la cantidad de unidades existentes) son los dedicados a la carga y el reparto.

En términos generales, el ranking de vehículos con mayor probabilidad de robo lo integran las furgonetas Citroën Jumper, FIAT Doblo Cargo y FIAT Fiorino, seguidas del BMW X5 (un SUV de gama alta) y un utilitario de gran aceptación: el Ford Focus.

Todos estos modelos tienen entre tres y cuatro veces más probabilidades de sufrir un robo que un vehículo cualquiera en España.

Geográficamente, las provincias donde es más probable padecer un robo del vehículo o en el vehículo son Sevilla, Madrid, Huelva y Barcelona, en tanto que, por municipios, Melilla se sitúa en primera posición, debido a su ubicación vecina a Marruecos, lo que facilita la salida de España de los vehículos robados.

En el conjunto de España, las áreas conurbadas -grandes áreas metropolitanas con varias ciudades muy cercanas entre sí- son el entorno donde se producen más delitos contra los vehículos, en su mayoría para vender piezas de repuesto.

En esa clasificación abundan los municipios situados en la periferia de alguna gran capital, como Dos Hermanas (Sevilla); Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Parla, Fuenlabrada, Rivas-Vaciamadrid y Móstoles, todas ellas en Madrid, y Badalona (Barcelona).

Según explica Unespa, el 66 % del parque móvil español está cubierto por un seguro de robo, lo que equivale a 15,8 millones de vehículos, un 92 % de los cuales son turismos.

(c) Agencia EFE