Una periodista encuentra en 4 horas las cuentas secretas del director del FBI en Twitter e Instagram

WTB

Hablando de un comentario que le hizo su hija, el director del FBI reconoció en una charla pública sobre inteligencia y y seguridad nacional que tenía una cuenta de Twitter y otra de Instagram. Por supuesto, ninguna de las dos estaba a su nombre. Sería demasiado peligroso para los Estados Unidos y cualquier retuit o foto podría suponer un riesgo tanto para su credibilidad, su imparcialidad y su seguridad.

Solo fue un comentario de pasada, entre líneas y medio en broma. Pero la periodista Ashley Feinberg tomó buena nota y se puso manos a la obra. La tarea parecía titánica e imposible, ya que se trata del jefe del FBI, una de las organizaciones más escrupulosamente secretas, celosas y seguras del mundo. Pero contra todo pronóstico, consiguió su objetivo en tan solo 4 horas. Y lo cuenta en este estupendo artículo publicado en la versión estadounidense de Gizmodo.

James Comey, director del FBI (Susan Walsh/AP)

Para encontrar las dos cuentas, Feinberg buscó primero a alguien de la familia del funcionario, para intentar ver si entre sus seguidores podría estar  su objetivo. Al único Comey que encontró fue a Brien, jugador de baloncesto de la Universidad de Kenyon. Lo hizo tras investigar la cuenta de Twitter de su centro universitario. Allí encontró este tuit


Se trata de un enlace a Instagram con un vídeo en el que aparece el hijo del director del FBI. En la publicación de la red social de las fotografías está etiquetado Brian Comey, así que el primer objetivo de la periodista se consiguió sin mucho esfuerzo.

La cuenta de Instagram de Brian estaba en modo privado (ahora ha sido eliminada). Pero la redactora solicitó seguirle utilizando una cuenta falsa. Por supuesto, Brian no aceptó. Pero automáticamente Instagram le dio una pista clave: al pedir ‘amistad’ la propia red social le recomendó otras cuentas, entre las que había varias que contaban con el apellido Comey (como la de Patricia Comey, esposa del director) y una misteriosa (y que estaba en modo privado) a nombre de reinholdniebuhr.

Las recomendaciones de Instagram (Instagram)

Ashley Feinberg descubrió que había llegado a su objetivo al buscar en Internet el nombre de Reinhold Niebuhr y el de James Comey. En el primer resultado de la búsqueda apareció un artículo sobre director del FBI en el que se hablaba de su época en la Universidad de William and Mary. En él se decía que su tesis había estado dedicada a las ideas del teólogo Reinhold Niebuhr. Bingo.

Tras este hallazgo, la periodista fue a Twitter para saber si Comey había utilizado el mismo pseudónimo. Allí encontró 7 cuentas a nombre del teólogo. Una de ellas llamada @projectexile7 llamó su atención de inmediato. No tenía foto de perfil, estaba protegida, y solo tenía un seguidor. Pero ese seguidor es de renombre: el periodista Benjamin Wittes, editor jefe de Lawfare, una web dedicada a las leyes de seguridad nacional.

La cuenta de @projectexile7 (Twitter)

 

Una búsqueda rápida de los nombres de Benjamin Wittes y James Comey arroja un resultado revelador: son amigos. Por si esto fuera poco, el propio nombre de la cuenta (Project Exile) se corresponde con un programa federal que el propio Comey ayudó a desarrollar.

Además, esa cuenta sigue a numerosos periodistas que han escrito varios artículos sobre los lazos de Trump con Rusia, uno de los temas que el FBI está investigando en la actualidad. Y por si esto fuera poco, todos los ‘me gusta’ de la cuenta son de noticias relacionadas con el propio James Comey.

Parece que Ashley Feinberg ha dado en el clavo. Pero no hay confirmación oficial: el FBI ha preferido no comentar el asunto y Benjamin Wittes tampoco. Pero todo apunta a que la periodista ha tenido éxito en su misión. La pregunta que queda en el aire es qué es lo que podría hacer un hacker con toda esta información sobre uno de los funcionarios clave de Estados Unidos  si una periodista ha avanzado tanto en tan poco tiempo.

 

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines