Una peligrosa y falsa cura para el cáncer se está volviendo popular en los grupos de Facebook

Fari Rafa
Contributor

Un peligroso ungüento vetado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) está ganando terreno en grupos privados de Facebook, donde se recomienda como cura alternativa al cáncer de piel y de mama.

Getty Creative

El Black Salve, una pasta negra cáustica que carcome la piel, también es promocionada en formato de píldora como tratamiento para otros tipos de cáncer. Incluso hay un grupo que ofrece métodos sobre cómo aplicar el medicamento a las mascotas.

A pesar de que la compañía dirigida por Mark Zuckerberg ha tomado medidas enérgicas contra los detractores de las vacunas y la medicina moderna, no tiene claro ahora cómo manejar las denuncias sobre estas páginas, pues “no violan las pautas de la comunidad”.

Según recoge un reportaje de BuzzFeed News, otras plataformas digitales sí han decidido tomar una postura clara. Videos de usuarios que hablan sobre el Black Salve ya han sido bloqueados por Youtube, mientras que Amazon eliminó este año un libro que tocaba el mismo tema.

Miles de defensores del tratamiento en Facebook creen que la pasta, hecha a partir de una planta con flores llamada sanguina y cloruro de zinc, solo se come el tejido canceroso o enfermo.

El ungüento consume el tejido durante unos días o semanas, y por lo general necesita varias aplicaciones. En páginas de Facebook como el “Grupo de apoyo para la curación con Black Salve”, las personas publican fotos de sus áreas afectadas y piden consejos sobre cómo y con qué frecuencia volver a aplicarlo.

Muchos usuarios afirmaron que el proceso es tan doloroso que deben tomar analgésicos. Después de un tiempo de uso, en el área tratada se forma una escara que deja un agujero con tejido cicatricial. Pero la herida tiene altas probabilidades de necrosarse.

La Dra. Melanie Bui, profesora asistente de dermatología en el Centro Médico de la Universidad de Vermont y coautora de un artículo sobre los peligros del Black Salve, dijo a Buzzfeed que las personas que lo usan están mal informadas.

“Existe una gran percepción errónea de que es selectivo solo para el cáncer, y no lo es en absoluto: matará todas las células que se le pongan por delante”, explicó.

La gente, dijo, aplica el ungüento a un lunar o mancha, y cuando comienza a carcomer la piel, lo toman como confirmación de que realmente era cáncer, sin buscar el diagnóstico de un médico.

Aunque su comercialización está prohibida por la FDA en EEUU, la pasta sigue entrando al país de manos de vendedores en el extranjero. En los grupos de Facebook, se muestra dónde comprar o incluso cómo hacerla en casa (los ingredientes activos se venden legalmente por separado).

Un vendedor y defensor del Black Salve, Greg Caton, fue arrestado en 2004 por violar las reglas de la FDA sobre la venta de medicamentos no aprobados. Después de salir de prisión, se mudó a Ecuador y volvió a abrir su sitio web, donde continúa vendiendo el bálsamo en envíos a los EEUU.

Las personas usan el ungüento no solo para el cáncer de piel, sino también para otras afecciones de la piel, como el acné y los lunares no deseados. Otras formas menos corrosivas de Black Salve se venden para usar como ducha vaginal o enema.

Entretanto, suman los casos de personas que quedan marcadas de por vida o mueren por aplicarse el tratamiento. En 2017, una mujer publicó en un grupo con 21.000 miembros que terminó en la sala de emergencias, con una herida supurante, después de usar el ungüento en el seno para intentar matar un tumor.

En 2018, otra mujer en Australia murió después de intentar tratar un cáncer de ovario aplicando la pasta de forma tópica en su abdomen.