Una pandilla apalea hasta la muerte a un joven elegido "al azar" en Logroño

Carmen Rengel
·.
·1 min de lectura
Una pandilla apalea hasta la muerte a un joven elegido "al azar" en Logroño

Se llamaba Issam Haddour, tenía 34 años y era repartidor. El pasado 6 de abril se encontraba en el parque del Ebro de Logroño cuando una pandilla de seis chicos y chicas se le acercaron a pedirle un cigarro. Ante su negativa, le dieron una paliza brutal. Mortal. La Policía Nacional, en un sprint de 72 horas, logró atar el caso y proceder a la detención de los agresores, entre los que hay dos menores de edad y que acumulaban 13 antecedentes por robos, lesiones y violencia.

La víctima residía en Oyón (Álava), pero se había trasladado a la ciudad donde lo mataron en bicicleta, para trabajar como repartidor de comida rápida, y fue elegido al azar, según las autoridades policiales. Aunque era de origen marroquí, no hay componentes racistas en el crimen. Sólo la violencia por la violencia con la primera persona que se toparon.

La Operación Plumas que ha desarrollado la Policía Nacional en La Rioja ha permitido detener a estas seis personas, cuatro varones y dos mujeres, de entre 14 y 25 años, una de ellas de nacionalidad colombiana y el resto española.

“Violencia gratuita”

La delegada del Gobierno en La Rioja, María Marrodán; el jefe superior de Policía Nacional en esta comunidad, Jesús Herranz; y el jefe de la Brigada Provincial de la Policía Judicial, Eduardo Esteban, han explicado los detalles de la operación. “Nos ha sorprendido la violencia gratuita” que sufrió la víctima, cuyos agresores se aprovecharon de su indefensión al estar “totalmente inconsciente” y “volvieron a rematarla”, ha afirmado Esteban.

Según la investigación policial, los detenidos no utilizaron ningún objeto contundente y todos participaron en ella, “unos comentiéndola y otros animándola y jaleándola&rdquo...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.