Una niña toledana sobrevive a la ameba ‘comecerebros’, mortal en el 97% de los casos

La infección se produjo en una piscina municipal climatizada de Torrijos, en Toledo. Ocurrió en marzo y el caso se ha llevado con discreción tanto por parte de las autoridades locales como sanitarias para evitar sembrar la alarma. La niña, que se ha convertido en el primer caso confirmado de meningitis amebiana primaria (MAP) en España, como informa El País, ha superado una enfermedad que los expertos catalogan como mortal en el 97% de los casos.

El caso de la niña toledana afectada por la ameba ‘comecerebros’ es aún más extraño porque se produjo en una piscina municipal que cumplía con la normativa vigente. (Foto: Richard Heathcote/Getty Images)

Se adhiere a las mucosas nasales, sube por los nervios olfativos y llega hasta el cerebro. Una vez allí, la Naegleria fowleri, que afecta sobre todo a niños y jóvenes, libera unas enzimas y va degradando los tejidos provocando dolores fuertes de cabeza, parálisis y, finalmente, la muerte. Se trata de un protozoo que vive libremente en el ambiente sin ser peligroso, pero que si se concentra en zonas de agua estancada sí que lo es.

Fue lo que le ocurrió a esta niña toledana, que se ha convertido en uno de los 400 afectados recogidos por la literatura médica de pacientes afectados por la conocida como ameba ‘comecerebros’. Este primer caso que se registra es España es aún más extraño por el hecho de que el contagio se produjo en una piscina pública que cumplía con todos los requisitos y cuidados que marca la ley. No había nada que indicase que algo así pudiese pasar ni factores de riesgo.

La investigación sigue abierta para determinar qué pudo pasar y cómo se puede evitar que algo así suceda de nuevo. El alcalde de Torrijos, Anastasio Arevalillo, ha comentado a El País que mantuvieron casi en secreto el contagio para evitar sembrar la alarma mientras las autoridades y los médicos estaban alerta ante la posibilidad de que hubiese más casos después de que se comprobase que la ameba se encontraba en la piscina.

Las instalaciones fueron cerradas y el edil señala que se han invertido 100.000 euros en mejoras y reacondicionamiento. Actualmente están a la espera de que recibir la autorización para poder volver abrir; mientras que el equipo médico encargado de la investigación sigue estudiando el caso. La niña es mantenida bajo observación ante la posibilidad de que le queden secuelas.

Fue el pasado mes de marzo cuando la pequeña acudió al Hospital Virgen de la Salud por fiebre, dolores fuertes de cabeza y rigidez en el cuello. Los síntomas parecían de meningitis, pero una vez hechos los análisis se descartó.

En colaboración con el Centro Nacional de Microbiología (CNM) y el Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Publica de Canarias, de la Universidad de La Laguna, realizaron más exámenes hasta dar con lo que realmente le pasaba y establecer un tratamiento que, dado el número bajo de casos, sigue siendo experimental.

La Naegleria fowleri o ameba ‘comecerebros’, como se la conoce, se suele encontrar en aguas estancadas, sin tratar y a temperaturas cálidas. Entra por la nariz y se instala en el cerebro. ((Foto: AP Photo/Center For Disease Control)