Una mujer muere de un infarto al despertarse en su propio funeral

Tom C. Avendaño
Fagilyu Mukhametzyanov (Daily Mail)
Fagilyu Mukhametzyanov (Daily Mail)

El funeral de Fagilyu Mukhametzyanov

transcurría con normalidad. Familiares y allegados pasaban por el ataúd y se despedían de esta mujer de 49 años que había sufrido un infarto el día anterior. Pero entonces todo dio un giro a lo macabro: Fangilyu se despertó, vio donde estaba, y murió de otro ataque al corazón.

La mujer, oriunda de Kazan (Rusia), perdió el conocimiento en su casa tras sufrir un intenso dolor en el pecho. El médico forense del hospital central de Kazan estudió el cuerpo y la dio por muerta. Así que su marido, Fagili Mukhametzyanov, sólo tenía una cosa que hacer: organizar el funeral.

Poco sabía que estaba organizando el tétrico escenario en el que se descubriría el error médico, cuando Fangilyu volvió en sí y empezó a gritar presa del pánico al encontrarse en su propio funeral.

El marido la llevó de vuelta al hospital de inmediato, pero sólo repitió la escena que había vivido el día anterior.

“Sólo vivió 12 minutos más, en cuidados intensivos, antes de volver a morir. Esta vez para siempre”, recuerda en la prensa local, citada por el periódico británico Daily Mail.

El hospital afirma haber iniciado una investigación para esclarecer tan inusual suceso. Pero eso es poco para el horrorizado marido, que ahora es de los pocos hombres que ha enviudado dos veces en 24 horas:

“Estoy muy enfadado y quiero respuestas. Ella no estaba muerta cuando me dijeron que lo estaba, y podrían haberla salvado”.