Una madre saca a su hijo del colegio debido a la prohibición del centro de hablar en los pasillos

La decisión de imponer el silencio en los pasillos de la Ninestiles Academy School, una escuela de Acocks Green, en Birmingham, ha indignado a la madre de uno de sus estudiantes.
Nada más comunicarse a las familias esta inédita norma, Jenny Kearns, de 43 años, borró del centro a su hijo de 15 años, Reagan Coates.“Simplemente tuve que sacarlo de ese entorno porque no le convenía”, declara a los medios.

Jenny Kearns le da clase a su hijo Reagan Coates en casa (Créditos: Caters)

Esta madre defiende que la medida es inadmisible porque causa un daño irreversible en los jóvenes y porque no hay ni la suficiente investigación ni la necesaria planificación que la justifique.

“Debido a problemas anteriores en casa, Reagan tardó un tiempo en empezar a hablar, de forma que prohibir a los niños la comunicación habría sido, en mi opinión, un paso atrás”, añadió.
Con la firme convicción de que comunicarse y hablar con la gente es la mayor habilidad que un niño puede aprender, Jenny se encarga personalmente de enseñarle a su hijo las materias curriculares. El salón de su casa se ha convertido en una improvisada aula multidisciplinar.

Para facilitar la concentración, en el colegio Ninestile han prohibido a los estudiantes hablar en los pasillos (Créditos: Getty Images)

Su compromiso con la educación de sus hijos impedirá el regreso de Reagan a Ninestiles mientras los “pasillos silenciosos” sigan vigentes en los cambios de clase.

También te puede interesar: