Una boda acaba en pelea tras un comentario del cuñado sobre el vestido de la novia

Lo que debía ser una fiesta por todo lo alto para celebrar el ‘sí quiero’ de dos personas enamoradas junto con sus amigos y familiares acabó en una riña a cuatro por culpa de un comentario desafortunado sobre el vestido de la novia, que se sintió muy ofendida. Quien pronunció la ofensa fue el cuñado, el hermano del novio. Dos de los implicados acabaron en el hospital con heridas leves.

Un comentario del cuñado sobre el vestido de la novia encendió la mecha. (Foto: Getty Images)

Ocurrió, según relata Il Corriere della Sera, en Robecco sul Naviglio, una localidad situada a algo menos de una hora en coche de Milán. Allí, en una finca, se celebraba un banquete de boda. Llegado un momento, sobre las once de la noche, el hermano del novio se acercó a su ya cuñada y le he comentó algo sobre su vestido. Algo que, sin que haya trascendido qué fue, no le gustó nada a ella. Ambos se enzarzaron en una discusión que llamó la atención de los presentes.

Al rescate acudieron las parejas de ambos. El marido de ella y hermano de él y la mujer de él y cuñada de los contrayentes. La cosa se le fue de las manos y acabaron a empujones y dándose bofetadas los unos a los otros mientras los invitados, se entiende, no salían de su asombro. Visto que la cosa iba a más, alguien decidió llamar a emergencias.

Allí aparecieron ambulancias y carabinieri. A los cuñados se los llevaron al hospital y, según publica el citado medio italiano, fueron asistidos de heridas que no revisten gravedad, cardenales y algún rasguño. Los novios, por el contrario, se quedaron en su banquete para que la fiesta continuase, como así ocurrió.

Los agentes enviados a poner paz tomaron declaración a todos los implicados y a los testigos, pero no hubo ningún detenido ni tampoco ningún denunciado. Una vez aclarado todo el embrollo y calmados los ánimos parece que ninguno ha querido elevar a mayores lo que han preferido dejar en una riña familiar fuera de control en el momento más inoportuno en el lugar menos apropiado.

Aunque el incidente ha llegado a los medios, no han trascendido ni los nombres de los protagonistas ni el comentario que prendió la mecha. Como es más que probable que tampoco se sepa cómo transcurrirá la próxima reunión familiar. Si todo ha quedado como una anécdota más de la boda o pasa a ser algo que echar en cara en cada comida de Navidad.