La base militar estadounidense que amenaza con salir a la superficie con todos sus secretos por el deshielo en Groenladia

El calentamiento global podría provocar la salida a la luz de todo lo que esconde una base secreta construida por Estados Unidos en los años cuarenta bajo la superficie de Groenlandia con el consentimiento del gobierno local. Una base que no se uso solo para lo que dijeron y que oculta sustancias que podrían ser peligrosas de emerger según avisan los expertos.

La base militar estadounidense Camp Century y todo lo que esconde podría quedar al descubierto en 2090 según las previsiones de deshielo. (Foto: AFP Photo/)

Definida como ‘patata caliente’ por el profesor de la Brown University Jeff Colgan, con el que habló por teléfono el portal Vice, la base de Camp Century empieza a ser un problema real más a medio que a largo plazo. Cuando salga a la superficie de una Groenlandia que ve como año año su hielo merma a consecuencia del calentamiento global, será cuando comiencen las batallas para determinar quién debe hacerse responsable de lo que aparezca. Si Estados Unidos, que fue quien lo construyó, o Dinamarca, que dio su permiso y lo alberga en su territorio.

Las predicciones realizas por Geophysical Research Letters y recogidas por Vice hablan de 2090. Para estudiar la evolución del caso y las condiciones que se dan en la zona, el pasado verano se instaló una estación meteorológica en el lugar y con un radar mapean el subsuelo para descubrir que hay realmente bajo la superficie, según ha explicado Flemming Christiansen, director general de GEUS. Los resultados de la estación meteorológica pueden consultarse en una web habilitada para ello.

Esa ciudad de amplios túneles y laboratorios secretos que se esconde bajo los glaciares es Iceworm. El origen de sus muros de hielo data de los años cuarenta, cuando Estados Unidos y Dinamarca firmaron un acuerdo por el que los primeros ofrecían 100 millones de dólares por hacerse con un territorio en Groenlandia en el que construir, según la versión oficial, una base aérea. El Gobierno danés accedió y permitió que los militares, investigadores y científicos estadounidenses experimentasen allí con la construcción de estructuras tanto sobre el hielo como bajo él.

Sin embargo, lo que se hizo fue construir un centro de investigación de propulsión nuclear. Bajo Camp Century se creó un complejo entramado de túneles recubiertos de hielo y con vigas de acero que estaban salpicados con multitud de laboratorios. Algunas investigaciones hablar de una sala más grande que albergaba un reactor nuclear encargado de proporcionar electricidad a la instalación.

En 1966 en Ejército abandonó la zona y esta fue poco a poco sepultada bajo la nieve y el hielo. Camp Century cayó en el olvido durante décadas hasta que en 1990 se desclasificaron unos documentos que revelaban que durante el tiempo que permaneció activa, Estados Unidos había estado almacenando allí armas nucleares. Aquello se llamó proyecto Iceworm y Camp Century había sido solo la fachada.

Lo que se hizo, con conocimiento por parte de Dinamarca, fue construir una serie de pozos verticales en el hielo para contener misiles nucleares en un lugar estratégico por encontrarse cerca de enclaves soviéticos. Eran los años de la Guerra Fría. Allí llevan almacenados desde entonces, mientras el hielo de Groenlandia se deshace y amenaza con devolverlos a la superficie. De ocurrir, será un riesgo para los habitantes de la zona y de los lugares cercanos, como serñalan en Gizmodo.