Un 'twerking' en la botadura de un buque de guerra desata una polémica en Australia

Carmen Rengel
·.
·2 min de lectura
Las bailarinas, en plena actuación. (Photo: Youtube)
Las bailarinas, en plena actuación. (Photo: Youtube)

Un grupo de chicas vestidas con aires militares bailando twerking. Un montón de señores uniformados mirando ávidamente. Un barco por botar -que era la clave de la fiesta- de fondo. Eso es lo que mostraba el vídeo de la cadena australiana ABC, un despiporre “poco marcial”, “demasiado sexual”, “indecente”, según algunos de sus comentaristas, que ha provocado una polémica tremenda en Australia. Pero había truco: en realidad, no todo pasó como lo había contado la emisora.

La historia data del pasado 10 de abril, cuando el grupo de danza 101 Doll Squadron (Escuadrón de Muñecas) actuó en la ceremonia de entrega a la Armada Real de Australia de un buque de guerra auxiliar de reabastecimiento, el HMAS Supply. Los videos que circulan en las redes muestran a mujeres vestidas con pantalones cortos negros y boinas rojas, durante su exhibición en Sidney.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La ABC, que cubría el evento, pronto comenzó a criticas lo que se había visto. “Los estándares en las ADF (las Fuerzas Armadas locales) y, en resumen, cuando se comisiona un barco, deberían ser un poco más altos. Tenemos al jefe de las Fuerzas de Defensa (Angus Campbell), tenemos a miembros del Parlamento allí, y el gobernador general (David Hurley) está allí; no creo que sea apropiado hacer twerking”, citó, por ejemplo, al parlamentario Phillip Thompson, haciendo sangre.

Poco después, al calor de las primeras voces críticas, publicó una grabación en la que se compilan imágenes de las artistas y de los militares y los altos cargos que acudieron al evento, intercaladas. El montaje no deja en buen lugar a estos últimos, así que el Departamento de Defensa lanzó un comunicado en el que aclaró que la intervención...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.