Condenados por llevar a su hija de vacaciones a Disney World en época lectiva

Un padre ha perdido una batalla que sentará precedente en el Tribunal Superior del Reino Unido por sacar a su hija del colegio y llevársela de vacaciones durante el período lectivo sin autorización.

Jon Platt comentó que “no le sorprendió en lo más mínimo” la decisión del Tribunal Supremo sobre su disputa legal con los directores del colegio. El señor Platt se llevó a su hija a un viaje de siete días a Disney World en Florida, en el año 2015, sin el permiso del director del colegio.

Jon Platt, el padre, llegando a la Corte Suprema. (PA Images)

Cinco jueces aprobaron por unanimidad la apelación de los directores del colegio contra la decisión anterior en la que se alegaba que el señor Platt no había violado la ley.

El Consejo de la Isla de Wight procesó al padre, tras negarse a pagar una primera multa de 75 dólares.

Sin embargo, cuando los magistrados locales descubrieron que no podían seguir adelante con el caso, el Consejo lo presentó ante el Tribunal Supremo de Londres.

Dos jueces confirmaron la decisión de los magistrados y declararon que el señor Platt no actuó de manera ilegal ya que su hija tenía un índice general de asistencia escolar muy bueno, superior al 90%.

A Jon Platt no le dieron permiso para llevar a su hija de vacaciones durante el periodo lectivo. (PA Images)

Aseguraron además que los magistrados tenían derecho a tener en cuenta un “contexto más general”, como el registro de asistencia de la niña, más allá de las fechas en las que se ausentó durante las vacaciones.

La decisión provocó una oleada de reservas en tiempo lectivo en toda Inglaterra.

Entonces el Consejo le pidió a los jueces de la Corte Suprema, así como a Lord Neuberger, el presidente del Tribunal Supremo, que revocara la decisión del Tribunal Supremo, alegando que el caso estaba relacionado con cuestiones importantes sobre lo que significa la “asistencia regular” al colegio.

La decisión del Tribunal Supremo en mayo del año pasado autorizaba al señor Platt a pasar por alto la asistencia regular de su hija al colegio, un deber recogido en el artículo 444 (1) de la Ley de Educación de 1996.

El director rechazó la solicitud de permiso del señor Platt para sacar a su hija del colegio.

Después de las vacaciones le llegó un aviso de sanción, pero el señor Platt no pagó los 75 dólares con los que lo multaron inicialmente y entonces le enviaron otra multa por valor de 150 dólares, que tampoco pagó.

En una audiencia realizada en enero en la Corte Suprema, las autoridades locales, respaldadas por el Secretario de Educación, argumentaron que la ausencia no autorizada de un niño a la escuela “por un solo día o incluso medio día” puede ser considerada un delito.

Sin embargo, un consejero de la reina a favor del señor Platt describió el alegato como una interpretación nueva radical y absurda de una ley que “criminalizaría a los padres a una escala sin precedentes”.

Yahoo Noticias, UK

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines