Un millón de especies ya están en peligro de extinción

Consecuencias de la deforestación para cultivos en Madagascar. Photo credit: Dudarev Mikhail/Shutterstock.com vía IPBES

Un millón de especies de animales y plantas ya están en peligro de extinción. El número es abrumador, más aún si tenemos en cuenta que se considera que en la Tierra existimos ocho millones de especies. Y no es un dato alarmista o una proyección científica basada en modelos particulares, son las conclusiones del organismo especializado de Naciones Unidas.

La Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas – IPBES por sus siglas en inglés – es un organismo dependiente de la ONU que se encarga de supervisar el estado de nuestro planeta, los impactos sobre la naturaleza y la manera de protegerla.

[Te puede interesar: Luchando contra la extinción de un árbol anticancerígeno]

Que un organismo de este tipo haya publicado unas conclusiones tan claras y demoledoras no es un detalle menor. Como todo lo que tiene que ver con alta política, ha costado un gran debate. Lo que significa que existe un respaldo científico muy alto, basado en datos.

De hecho, para el informe se han consultado más de 15.000 fuentes documentales, entre publicaciones científicas y de gobiernos. Y por primera vez se ha tenido en consideración los conocimientos aportados por poblaciones indígenas, por las personas que viven directamente en contacto con la naturaleza.

El informe completo está disponible para su consulta para todo aquel interesado. Contiene tal cantidad de datos, no sólo sobre especies si no que también sobre pérdida de suelo, cambio climático, productividad económica y demás, que resultaría imposible resumirlo.

Como simple aperitivo, vamos a hablar de especies animales. Un 40% de especies de anfibios, un 33% de las que forman corales y más de un tercio de mamíferos marinos se encuentran seriamente amenazados. Sólo de vertebrados se sabe que los humanos hemos estado implicados en la desaparición de 680 especies desde el siglo XVI. Respecto a los insectos, los datos son menos claros. Se asume que un 10% están en peligro crítico, pero también que sobre este grupo biológico falta muchísima información.

[Te puede interesar: Imprescindible para la ciencia, desconocido para la gente: por qué debería importarte que se extinga el cangrejo de herradura]

Los motivos son, según los autores del informe y por este orden, los cambios de usos del suelo – la transformación de entornos naturales a cultivos o suelo urbano –, la sobreexplotación de organismos, el cambio climático, la polución y contaminación, y la introducción de especies. Vaya, los conocidos como “cuatro jinetes de la extinción” más el cambio climático.

Eso sí, no todo son malas noticias. El informe deja claro que se pueden, y se deben, tomar medidas para paliar esta situación. Pero que esto implica un cambio de sistema económico, de relaciones internacionales y de paradigma de vida. Que debemos entender que vivir mejor implica consumir menos, y no más. Pero hay que hacerlo ya.

Esperemos que este informe no se quede en un documento sin relevancia, y que signifique un cambio de tendencia muy necesario.