Un médico de un hospital de Madrid dibuja el panorama de las próximas semanas: peor que malo

Alfredo Pascual
·Periodista de Virales en El HuffPost
·2 min de lectura
Una paciente recibe el resultado positivo de una PCR en Barcelona. (Photo: EFE)
Una paciente recibe el resultado positivo de una PCR en Barcelona. (Photo: EFE)

La salida de las navidades ha ido acompañado de un aumento de casos que han tenido en esta semana su disparadero final. El miércoles se marcó un nuevo récord de contagios con respecto al día anterior y este jueves, la incidencia ha vuelto a superar ampliamente los 500 casos y va directa a sobrepasar el anterior máximo (529,43), de primeros de noviembre.

Aunque prácticamente todas las comunidades están en claro descontrol, hay unas que están peor que otras. Extremadura, Cataluña, Murcia, Baleares, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana o Madrid son algunas de las más perjudicadas.

Como lleva ocurriendo toda la pandemia, este aumento de casos descontrolado va a repercutir en un mayor número de ingresos hospitalarios, con sus posteriores traslados a UCI’s y fallecimientos. Si el número de pacientes es excesivo, se producirá un colapso hospitalario que ya empieza a vislumbrarse.

Carlos Velayos, médico intensivista del hospital de Fuenlabrada (Madrid) ha visualizado en su cuenta de Twitter cómo van a ser las próximas semanas. Spoiler: no son buenas noticias.

El doctor cuenta que este miércoles se detectaron en su hospital más de 20 ingresos por coronavirus (superando los 400 en todo Madrid) con porcentajes de positividad en los test muy altos. “Esta ola se va a parecer más a la primera que a la segunda y partiendo de peor situación”, ha advertido.

Velayos ha echado cuentas: con que haya tres días de 400 ingresados diarios se llenarían las mil camas del hospital Isabel Zendal en cuestión de días. “Aún así, ese no es el problema principal con el que vamos a tener que lidiar”, ha asegurado.

Lo peor llegará, tal y como ha dicho, cuando el 10% de los pacientes ingresados necesiten ventilación mecánica. Suce...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.