Un marino ruso se bebe medio litro de ron y estrella un barco de 7.000 toneladas contra la costa escocesa

WTB

¿Estás teniendo un mal lunes? ¿Has metido la pata en tu trabajo o en tu escuela? No te martirices: hayas hecho lo que hayas hecho, tu error no será nada comparado con la barrabasada llevada a cabo por un oficial ruso de barco.

El oficial-piloto que llevaba los mandos de Lysblink Seaways, un carguero que hacía la ruta Belfast (Irlanda del Norte) - Skogn (Noruega), decidió que el tiempo podía pasar mucho más rápido en el Mar del Norte si se bebía medio litro de ron. Pero el marino no contaba con la escarpada costa y las rocas de Escocia, contra las que terminó chocando la embarcación.

El Lysblink Seaways encallado en Escocia



Los hechos sucedieron el pasado 18 de febrero, pero no ha sido hasta ahora, a finales de noviembre, cuando se han hecho públicas las causas del incidente. El barco, que transportaba una carga de papel, quedó encallado. Y sus 7.000 toneladas de peso hizo que se volcara peligrosamente hacia el agua.  De milagro no se produjeron víctimas mortales.

El responsable de guiar al barco, un ruso de 36 años, había consumido gran cantidad de alcohol en la cena. Cuando se pudo a los controles, a medianoche, no paró de tomar decisiones erróneas sobre el rumbo del navío, que hicieron que el viaje terminara en catástrofe.

El Lysblink Seaways permaneció dos días encallado, debido al mal tiempo. Los daños fueron tan graves, que el barco no ha podido volver a surcar los mares. El boquete causado por el golpe hizo que se vertieran 25 toneladas de combustible al mar, con el consiguiente daño ecológico.

La empresa propietaria del barco, la danesa DFDS asegura que tiene una política de cero tolerancia con el alcohol: ningún tripulante puede beber mientras esté en el barco, ni tampoco horas antes de subir a él. Pero a pesar de esta norma, el causante del accidente tenía en sangre hasta 8 veces más alcohol del permitido para alguien que ostente su responsabilidad, de acuerdo a las leyes británicas.

Por si esto fuera poco, en el curso de la investigación se ha sabido que una alarma de colisión sonó en repetidas ocasiones en el puente de mando, pero el piloto alcoholizado lo único que hizo fue silenciarla, sin variar el rumbo.

Las autoridades que acudieron al rescate de la tripulación encontraron gran cantidad de alcohol en todas las estancias. Cerveza, vino y botellas de ron y vodka estaban desperdigadas por los  camarotes, según informa el Daily Mail.

El responsable del choque ya no trabaja para la compañía DFDS, y un portavoz de la misma ha anunciado que a partir de ahora todos los barcos van a ser registrados en busca de alcohol.
















Más Virales que te pueden interesar

- David, el enfermo terminal de 8 años de edad que ha encontrado el amor de su vida

- La empresa de 'el hombre más odiado del mundo' se hunde en pérdidas

- Las personas que se acuestan tarde suelen ser más inteligentes, creativas y tienen mejor atención

Categoría - Virales