Un madridista feliz de poder dar un "empujoncito " a los de Zidane

El Málaga dio la sorpresa de la jornada al ganar al Barcelona en La Rosaleda (2-0). Un triunfo que a los de Míchel les sirve para coger aire de cara al final del campeonato y que también ayuda al Real Madrid tras el empate en el Bernabéu ante el Atlético. El Barça es el gran damnificado, que se complica la vida y ya no depende de sí mismo para subirse a lo alto de la tabla. En rueda de prensa tras el partido, el entrenador del Barcelona, Luis Enrique, reconoció que este resultado es una "oportunidad perdida", pero también dejó claro que todavía queda mucha liga. El culé cargó contra la dureza del árbitro hacia los suyos. "Es curioso que nosotros que somos un equipo que no damos ni patadas, porque nos cuesta dar patadas, nos cargamos de tarjetas en estos partidos de una manera incomprensible". Por su parte, el técnico del Málaga, Míchel, compareció muy feliz ante los medios, por partida doble. Victoria del Barça y empujón a su equipo de toda la vida. "La liga no la pierde el Barcelona aquí, porque les hayamos ganado nosotros o la gana el Real Madrid, porque nosotros hayamos ganado al Barcelona, esto es un torneo de la regularidad. ¿Qué hemos dado un empujoncito? Qué bien... Yo que soy malaguista y soy madridista, pues qué bien".

-Redacción-

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines