Un joven se hace pasar por su novia para presentarse a Selectividad y aprobar por ella

Ayan Zhademov, un joven de 20 años de Kazajistán, se ha disfrazado de chica para hacerse pasar por su novia y presentarse a un examen en su nombre. Pero la artimaña no ha colado: los profesores le han pillado y ahora tiene que pagar una cuantiosa multa.

La prueba de selectividad es uno de los momentos más estresantes en la vida de un estudiante. Ya sea en España, Estados Unidos o Kazajistán, los jóvenes se juegan su futuro respondiendo a complicadas preguntas que buscan cribar el talento. Un panorama de lo más complicado que crispa los nervios de cualquiera.

Ayan Zhademov
Ayan Zhademov



Y si no, que se lo digan a la novia de Ayan, de la que no ha trascendido el nombre. La chica estaba en tal estado de ansiedad ante el examen de acceso a la universidad, que apenas dormía. Su novio intentó tranquilizarla asegurándola que la prueba no era tan complicada como parecía. Pero ni por esas. No paraba de llorar y de morderse las uñas.

Así que a Ayan se le ocurrió una idea un tanto disparatada para calmar los nervios de su chica. Y además conseguiría que sacara una buena nota en Selectividad. Se iba a hacer pasar por ella para poder hacer el examen en su nombre.

Para llevar a cabo su plan, se vistió como una colegiala más: falda gris marengo, camiseta blanca y sandalias. Como colofón, se plantó una peluca y un ligero maquillaje. Pero aunque su disfraz era bueno, no coló: los profesores dudaron que la chica que tenían delante fuera la misma que aparecía en el carnet de identidad que había presentado para poder hacer la prueba.

Pillado y multado
Los maestros se llevaron a Ayan fuera del aula y le interrogaron. Nada más abrir la boca, descubrieron la estafa: era un hombre disfrazado. Las leyes kazajas no son muy benévolas con aquellos que se hacen pasar por otros e intentan timar. La multa con la que ha sido sancionado Ayan es de 1.400 euros, más de dos veces el sueldo medio del país.

Pero el chaval parece que está de suerte. Según informa el Daily Mail, un hombre de negocios local se ha ofrecido a pagar la sanción, ya que considera que “es el gesto más romántico que he visto en mi vida”. Del futuro escolar de la chica, no se sabe nada.

Te puede interesar:

- Un perro guía salva la vida de su dueña tirándose delante de un autobús

- Los médicos retiran 420 piedras del riñón de un paciente

- La alegría de las mujeres que consiguen huir del Estado Islámico