Ucrania acusa al Kremlin tras el asesinato del exdiputado ruso en Kiev

Por Dmytro GORSHKOV
1 / 3
Un grupo de investigadores policiales rodea el cuerpo del exdiputado ruso Denis Voronenkov tras su asesinato el 23 de marzo de 2017 en el centro de Kiev

El exdiputado ruso Denis Voronenkov, refugiado en Ucrania y buscado por Rusia por "estafa", murió asesinado este jueves en el centro de Kiev, hecho que el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, atribuye al Kremlin, que consideró "absurdas" esas acusaciones.

Voronenkov se hallaba con su guardaespaldas ante el hotel Premier Palace cuando un "desconocido" disparó siete u ocho veces, declaró a la prensa Andrei Grishchenko, jefe de policía de Kiev.

El exdiputado fue mortalmente herido "tres o cuatro veces en el vientre y en el cuello", dijo, precisando que la policía considera que se trata de un "asesinato por encargo".

El agresor y el guardaespaldas resultaron heridos en el tiroteo, según Grishchenko. Ambos fueron hospitalizados.

"El pérfido asesinato en el centro de Kiev de Denis Voronenkov es un acto de terrorismo por parte de Rusia, país que (el exdiputado) tuvo que abandonar por sus convicciones políticas", acusó rápidamente el presidente ucraniano en un comunicado.

Era uno de los "principales testigos de la agresión contra Ucrania y del papel de Viktor Yanukóvich en la entrada de las tropas rusas en Ucrania", añadió Poroshenko, aludiendo al expresidente ucraniano obligado a abandonar el poder y refugiarse en Moscú tras el levantamiento proeuropeo de Maidan, en febrero de 2014.

"Las elucubraciones sobre la supuesta pista rusa son absurdas", dijo el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov.

Además, este jueves de madrugada, tras producirse varias explosiones, se desencadenó un gigantesco incendio en un depósito de armas y municiones en una base militar de Balakliia, en el este de Ucrania, cerca del territorio dominado por los rebeldes prorrusos.

"Se necesitarán varios días, incluso una semana para extinguirlo", afirmó el primer ministro, Volodymyr Groissman, que se desplazó al lugar. En el depósito había 138.000 toneladas de municiones y obuses.

Kiev abrió una investigación por "sabotaje" y "negligencia", y el ministro de Defensa, Stepan Poltorak, señaló a Moscú y los separatistas prorrusos como autores materiales del siniestro.

- Testigo clave -

Por su parte, Voronenkov se disponía a reunirse con el opositor Ilia Ponomarev, único diputado ruso que votó contra la anexión de Crimea por Rusia en 2014, según éste.

"Teniendo en cuenta la identidad de la víctima, tomamos como pista prioritaria un acto de Rusia para eliminar a esta persona, que había dado pruebas importantes de los acontecimientos en Ucrania" durante el levantamiento proeuropeo de Maidan, según el investigador Oleksandr Vakulenko

En octubre de 2016, Voronenkov, exdiputado comunista, huyó a Ucrania con su esposa, Maria Maksakova, diputada del partido presidencial, Rusia Unida, y cantante de ópera. Recibió la nacionalidad ucraniana tras declarar contra Yanukóvich.

El exdiputado criticó la anexión de Crimea pese a que había votado a favor y comparó la Rusia actual con la "Alemania nazi".

Estas palabras, que causaron indignación en su país natal, originaron según él las acusaciones de "estafa" por parte del Comité de Investigación ruso.

Aunque hayan sido hechas públicas en febrero, estas acusaciones se refieren a hechos ocurridos en 2010 y 2011. Son "falsas" y "políticamente motivadas", había comentado Voronenkov.

El exparlamentario estaba también acusado por el Fondo de Lucha contra la Corrupción (FBK), dirigido por el opositor ruso Alexei Navalny, sorprendido de pudiera comprarse cinco apartamentos, cinco autos y una casa de vacaciones con su sueldo de diputado.

Voronenkov había sido alertado por los servicios de seguridad ucranianos de las "amenazas" que pesaban sobre su vida, relató a Censor.net.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines