Un estudio muestra que no sabemos interpretar las emociones de los niños

·3 min de lectura
Una herramienta usa videos de expresiones faciales de 72 niños diferentes y se los muestra a adultos. Los resultados interpretando esas emociones muestran nuestros sesgos.
Una herramienta usa videos de expresiones faciales de 72 niños diferentes y se los muestra a adultos. Los resultados interpretando esas emociones muestran nuestros sesgos.

Hace unos meses un proyecto internacional que incluía datos de más de 6300 personas en 85 países diferentes apuntaba que a los humanos no se nos da nada bien leer las expresiones de nuestras propias mascotas, especialmente los gatos. Uno podría pensar que entender los gestos de otra especie puede resultar una tarea confusa y dada a equívocos para las personas, pero un nuevo estudio demuestra que ni siquiera somos buenos interpretando las emociones de nuestros niños.

¿Está contento, está enfadado, está triste? Los adultos solemos considerar las emociones de los niños como simples y fáciles de entender, pero la realidad podría ser bastante más complicada de lo que pensamos. Un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Carolina del Norte han desarrollado una nueva herramienta para evaluar la precisión con la que las personas reconocemos las emociones de los escolares en edad de primaria… y sorpresa: no se nos da muy bien.

“Cometemos muchos errores al evaluar las emociones de los niños”, explica Alison Crooke, coautora del estudio. “Rara vez somos tan buenos como creemos identificando su estado de ánimo, así que no se apresure a asumir que sabe cómo se siente un niño por la expresión de su rostro. Además, ser bueno identificando una emoción concreta no significa ser también acertado reconociendo otras de sus emociones. Lo más adecuado sería preguntarles que sientes antes de dar por sentado nada”.

El método propuesto, denominado PerCEIVED Task (algo así como Tarea Percibida) utiliza diferentes videoclips de 72 niños y niñas de diferentes países y etnias que expresan seis emociones diferentes. La herramienta se ha utilizado en cuatro estudios diferentes, involucrando a casi 500 adultos que no estuvieron demasiado acertados y que dejan algunas conclusiones interesantes. Por ejemplo, la herramienta apunta en varios estudios que existe una mayor probabilidad de percibir incorrectamente a los niños negros como más enfadados en comparación con los niños blancos. Del mismo modo tendemos a considerar (también erróneamente) que las expresiones de los niños blancos muestras más emociones de felicidad.

Los temidos e inevitables sesgos cognitivos que distorsionan nuestra percepción de la realidad también influyen en una tarea que pensábamos sencilla como la de entender las emociones de un niño.

Pero también hay buenas noticias. El sistema desarrollado “ha demostrado ser la herramienta de evaluación más sólida que tenemos para determinar cómo percibimos las emociones en los niños y qué errores cometemos”. Esta utilidad potencial no solo será importante para la comunidad de investigadores, científicos y psicólogos, también mejorará el trabajo de maestros, cuidadores y, por supuesto, para los padres.

Vídeo | El remedio casero infalible contra las pintadas de boli infantiles en el sofá

Más artículos y noticias sobre percepción interesantes en Yahoo:

Referencias científicas y más información:

Halberstadt, A. G., Cooke, A. N., Hagan, C. A., & Liu, X. (2021). “PerCEIVED: Perceptions of children’s emotions in videos, evolving and dynamic task”. Emotion, advance online publication. DOI:10.1037/emo0001019

Matt Shipman “Adults aren`t great at discerning kid emotions” Futurity

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente