Un español condenado a muerte en Tailandia por matar a un compatriota

El español Artur Segarra, condenado a muerte por el asesinato de un compatriota, descansa tras su llegada a la base aérea de Tha Raeng, en Bangkok, el 8 de febrero de 2016

Un español fue condenado este viernes a muerte en Tailandia por haber asesinado y descuartizado a un compatriota, cuyo cuerpo fue hallado el año pasado flotando en el principal río de Bangkok.

Artur Segarra, de 38 años, fue declarado culpable del secuestro y asesinato de David Bernat, de 40, por motivos económicos, según el veredicto leído en un tribunal criminal de Bangkok.

Los investigadores habían detectado un movimiento de más de un millón de dólares desde la cuenta de Bernat tras la muerte de este consultor de telecomunicaciones.

"El acusado es condenado por asesinato premeditado para robar dinero a su víctima", aseguró el magistrado del tribunal.

El macabro homicidio, cometido a principios de 2016, fue ampliamente cubierto por la prensa tailandesa y se difundieron imágenes de las autoridades sacando los restos de Bernat del río.

Los investigadores tuvieron dificultades para identificar a la víctima y al principio creyeron que era de origen asiático.

No es extraño encontrar cadáveres en el río Chao Praya, que atraviesa Bangkok, pero sí que se trate de un extranjero.

Días después del crimen, Segarra fue detenido en un restaurante en la ciudad de Sihanoukville, en Camboya, adonde había huido. Posteriormente, fue entregado a la policía tailandesa en la provincia fronteriza de Trat.

Segarra ha negado todas las acusaciones y parecía tranquilo cuando le tradujeron el veredicto al castellano.

Al llegar al tribunal, el español mostró la palma de su mano, donde había escrito con tinta las palabras "Lucas 23:34". La citación bíblica es una referencia a las palabras finales de Jesús en la cruz.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines