Un cirujano chino planea intentar un transplante de cabeza

image

¿Quién no ha fantaseado alguna vez con la posibilidad de que la medicina logre un transplante completo de cuerpo? O si lo preferís, por aquello de abreviar, un transplante de cabeza. Imagina el caso, un hombre joven sufres un accidente de circulación que le lesiona la médula espinal, seccionada por debajo del cuello, y dejándolo tetrapléjico de por vida. Poco después, otro hombre joven fallece a causa de un tumor cerebral, dejando un cuerpo en perfecto estado. ¿Por qué no intentar unir la cabeza del primero al cuerpo del segundo? Al margen de los impedimentos éticos, lo cierto es que el reto tecnológico parece estar aún lejos del alcance de nuestra medicina. Sin embargo, desde China nos llegan noticias de la existencia de un cirujano que se está planteando intentarlo.

Según publican en el New York Times, el doctor Ren Xiaoping (foto superior) es un cirujano ortopédico de la Universidad Médica Harbin en China que formó parte del equipo que realizó el primer transplante de mano en los Estados Unidos en 1999. Este doctor está formando un equipo para estudiar el procedimiento del transplante de cabeza, algo que hasta ahora solo se ha intentado con ratones y con cadáveres. Tras el transplante, los ratones solo sobrevivieron un día. (Véase foto inferior).

image

La ciencia tras el procedimiento está aún poco clara, y muchos expertos argumentan que es imposible seccionar y reconectar una médula espinal. Otros, condenan el trabajo por su transfondo ético, tachándolo de imprudente, ya que si la cirujía fallase el paciente moriría.

En el artículo del New York Times, los doctores creen que la idea de operación que planea Ren es imposible:

Su plan: separar dos cabezas de sus cuerpos, conectar los vasos sanguíneos del cuerpo del donante fallecido y la cabeza del receptor, insertar una placa de metal para estabilizar el nuevo cuello, empapar los bordes de la médula espinal en una especie de sustancia adhesiva que la ayude a crecer y finalmente coser la piel.

Esta propuesta de operación es así mismo la última de una serie de esfuerzos científicos realizados por China que bordean los límites éticos. En abril de 2015, científicos chinos anunciaron haber editado el genoma de embriones humanos empleando tecnología CRISPR, a pesar de que investigadores de todo el mundo creían que esta rama de la ciencia aún era demasiado emergente en ese momento.

Los críticos atribuyen esta clase de experimentos planeados por el gigante asiático a la ambición nacional, a los generosos fondos que aporta el estado y a una visión del mundo utilitarista que prioriza los resultados. Además, hay que tener en cuenta la tradicional falta de transparencia y responsabilidad de China hacia el mundo exterior.

¿Vosotros que creéis? ¿Sería ético transplantar un cuerpo completo?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente