Un avión de Ryanair, obligado a aterrizar por una despedida de soltero

Un avión de Ryanair visto desde El Vaticano el 6 de enero de 2016

Un avión de la compañía irlandesa Ryanair que iba a Eslovaquia tuvo que aterrizar en Berlín porque seis jóvenes que celebraban una despedida de soltero a bordo se habían vuelto incontrolables. El futuro casado y cinco de sus amigos, completamente ebrios, fueron puestos en detención preventiva por la policía alemana el viernes. Los jóvenes de la región de Southampton (sur de Londres), de entre 25 y 28 años, fueron finalmente puestos en libertad aunque podrían ser multados con 25.000 euros (unos 27.000 dólares). Durante un vuelo desde Londres-Luton a Bratislava, la capital eslovaca, con 170 pasajeros a bordo, los seis "se comportaron muy mal" y obligaron al piloto a desembarcarlos, según la policía federal alemana. Están acusados de poner en peligro la seguridad del vuelo y de ignorar las advertencias de la tripulación. Para hacer frente a la situación, el comandante decidió realizar un aterrizaje imprevisto en el aeropuerto internacional de Berlín-Schoenefeld hacia las 19h30 GMT del viernes.