La UME se une al centenar de guardias civiles que buscan a Marta Calvo

Imagen de las labores de búsqueda, el pasado viernes, de la joven Marta Calvo. EFE/ Kai Försterling

València, 2 dic (EFE).- La Unidad Militar de Emergencias (UME) se ha unido al centenar de agentes de la Guardia Civil que buscan a la joven desaparecida Marta Calvo, cuya pista se perdió el pasado 7 de noviembre en la localidad valenciana de Manuel.

La Delegación de Gobierno ha confirmado que este lunes se ha activado a la UME para ampliar el operativo de búsqueda de la joven en los alrededores de la localidad de Manuel, en el que ya trabajan agentes de diferente cuerpos especializados de montaña, actividades subacuáticas y de la unidad canina, entre otros, de este cuerpo armado.

Antes de confirmarse que la UME se incorpora a la búsqueda, el delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, había explicado a los medios que habían trasladado al jefe del dispositivo y al general jefe de la VI Zona esta posibilidad porque "la zona tiene sus complicaciones" y cuanto más personal se uniera, iba a "ser mejor".

Fulgencio, que ha realizado estas manifestaciones a preguntas de los periodistas en una jornada de formación en materia de violencia de género para responsables de la tramitación de denuncias de la Guardia Civil, ha valorado el "amplísimo esfuerzo" que están haciendo los agentes en la búsqueda de Marta Calvo.

"Está siendo una investigación con pocos vestigios, pero vamos avanzando poco a poco", ha apuntado el delegado del Gobierno de la Comunitat Valenciana.

Preguntado por posibles restos de sangre y ropa hallados durante la búsqueda, ha indicado que "cuando se escudriña de una manera tan detallada cualquier escenario, evidentemente se encuentran restos de todo tipo".

"Lo que están haciendo los investigadores es determinar si esto tiene una correlación entre la persona desparecida y el presunto autor pero todavía no tenemos constancia de los hechos y por tanto, tenemos que ser muy cuidadosos. Puede haber aparecido sangre y no haber víctima", ha incidido.

Ha insistido en que "el equipo de investigación baraja las posibilidades más negativas en cuanto al resultado pero no podemos adelantar".

"No tenemos cuerpo, no tenemos resultado, no sabemos si esta persona está desaparecida o está fallecida y por tanto, tenemos que ser cautelosos a la hora de determinar el análisis de todo aquello que encontremos", ha concluido.