Baja participación en las nuevas elecciones anticipadas en Kosovo

Agencia EFE
·2 min de lectura

Belgrado, 14 feb (EFE).- La baja participación domina este domingo las elecciones anticipadas en Kosovo, las quintas desde 2010, y marcadas en esta ocasión, además de por la crónica inestabilidad económica y política, por la pandemia de la covid-19.

A las 11.00 (10.00 gmt), tras cuatro horas de votación, sólo habían acudido a votar el 8,3 % de los 1,8 millones de kosovares convocados a las urnas, más de un punto por debajo de la afluencia a esa hora en los comicios de 2019, según informó la Comisión Electoral Central, que señaló que el proceso transcurre con normalidad.

En aquellas elecciones, también anticipadas, la participación fue del 44 %.

Los votantes pueden depositar su papeleta hasta las 19.00 (18.00 GMT) en 2.382 colegios electorales y no hay posibilidad de votar de forma telemática, aunque sí han solicitado el voto por correo unos 100.000 kosovares emigrados, apenas el 12 % de todos los que se estima viven en el extranjero.

VICTORIA DE LOS ULTRANACIONALISTAS

Los sondeos prevén la victoria del partido ultranacionalista Autodeterminación, de Albin Kurti, con entre el 41 y el 51 % de los votos, frente al 25 % con el que ganó las elecciones de 2019.

Segundo sería, con el 22 %, el Partido Democrático de Kosovo, surgido de la guerrilla separatista que luchó contra Serbia a finales de la década de 1990 y que estuvo 20 años en el Gobierno, hasta la victoria de Kurti.

Tercero sería la Liga Democrática de Kosovo (LDK) con el 19 %, ahora en el Gobierno, y se espera que la nacionalista Alianza para el Futuro de Kosovo, otro partido de exguerrilleros, obtenga el 8 %.

"Los ciudadanos necesitan democracia, las instituciones legitimidad y esta es una oportunidad que debemos aprovechar", señaló Kurti, al que una moción de censura destituyo como primer ministro en marzo de 2020, tras sólo siete semanas en el poder

Su rival como aspirante a primer ministro Enver Hoxhaj, del PDK, confió por su parte en que los ciudadanos opten por la recuperación económica que, asegura, ofrece su partido y no por "el aislamiento internacional" que, afirma, sufriría Kosovo si gobierna Kurti.

Estas elecciones son las quintas, todas anticipadas, desde que Kosovo declaró unilateralmente su independencia de Serbia en 2008.

La mejora de la maltrecha economía, empeorada por los efectos de la pandemia de la covid-19, y la normalización de las relaciones con Serbia, que no reconoce la independencia de su antigua provincia, serán los grandes retos para un nuevo Ejecutivo kosovar.

(c) Agencia EFE