Vecinos y Policía apuntan a que la ultraderecha está tras los actos vandálicos contra el estado de alarma en Sevilla

Carmen Rengel
·.
·3 min de lectura
Actos vandálicos en Pino Montano, Sevilla. (Photo: TWITTER)
Actos vandálicos en Pino Montano, Sevilla. (Photo: TWITTER)

Un dispositivo de la Policía Local y Nacional se desplegó la pasada noche por varias zonas de Sevilla, en prevención de que se produjeran nuevos disturbios contra el estado de alarma, como ocurría un día antes en la barriada de Pino Montano.

Fuentes policiales informaron a Efe de que el dispositivo controló distintos puntos de la ciudad, con especial presencia en la barriada del Cerro-Amate, donde se había convocado una concentración para las 23.00 horas. Al final, no hubo incidentes.

Sin embargo, estos actos vandálicos han dejado al descubierto un modo de actuar que en nada tiene relación con las protestas pacíficas y solidarias convocadas por vecinos de este distrito, obrero, que sólo buscan pedir soluciones para la crisis del comercio de la zona ante las medidas anti pandemia. La Plataforma Vecinal Pino Montano “Grita Basta” ha rechazado los actos violentos contra las restricciones del estado de alarma y ha hecho una petición para dar “la espalda a movimientos que claramente responden a llamamientos de la ultraderecha”.

En un comunicado, la plataforma quiere dejar bien claro que rechazan “los métodos usados en las calles por grupos vandálicos que se atrevieron a hablar haciendo referencia a la clase trabajadora de nuestro barrio. La clase obrera no es un grupito bebiendo cubatas y lanzando cohetes mientras se siguen consignas de ciertos políticos contra el Gobierno”.

La Policía Nacional también trabaja con la hipótesis de que es la extrema derecha quien ha provocado los altercados en el barrio, añade la Cadena SER. La Brigada de Información ha detenido a varias personas en la mañana de ayer según fuentes de la investigación citadas por este medio, aunque, de momento, se desconoce el número exacto y si saldrán en libertad o pasarán a disposición judicial.

La clase obrera no es un grupito bebiendo cubatas y lanzando cohetes mientras se siguen consignas de ciertos políticos contra el Gobierno

Durante la protesta, que fue disuelta por la Policía, los concentrados cruzaron dos contenedores y una moto en la calle para cortar el paso mientras gritaban consignas como “Libertad” o “Tenemos derecho a estar en la calle”.

La extrema derecha organizó por WhatsApp al menos una de las concentraciones de las diez y media de la noche en defensa supuestamente de los negocios del barrio, en la calle Cortijo de las Casillas. En ese mensaje de WhatsApp aparecen dos martillos cruzados que son el símbolo de los Hammerskin, un grupo europeo de ultraderecha, añade la SER. Este medio añade que al final una concentración a la que se sumaron jóvenes de Pino Montano, hubo “algunos vinculados a la afición ultra del Betis, del grupo United Family, una escisión de los Supporters” y “entre los identificados un joven con chándal del Sevilla, que perteneció a los Biris, la afición ultra del Sevilla”.

Medidas “reales”

La plataforma vecinal, integrante de una más amplia denominada Barrios Hartos, por su parte, ha subrayado que “si hoy los negocios tienen que cerrar antes no es por lo que está haciendo este Gobierno, de quien reclamamos medidas reales en favor de nuestra gente, la clase trabajadora”.

“Hoy los negocios tienen que cerrar porque la sanidad pública está tan destrozada que no va a aguantar ni la mitad de una pandemia (con los tiempos que corren y los medios que existen)”, añade la plataforma vecinal, que denuncia “cientos de focos por la masificación en las aulas de los barrios obreros”.

En su escrito, la plataforma pide unirse a la “lucha vecinal por nuestros derechos”, reclama una sanidad y educación “públicas cien por cien de calidad”, rechaza la reforma laboral y los actos vandálicos y ensalza la “lucha de los barrios obreros” a la vez que protesta “contra el abandono de nuestros barrios”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

La Policía disuelve en Sevilla una protesta violenta contra el estado de alarma

"¿Economía o salud? El debate no es ese, es la gestión política", por Marta Flich

Andalucía confina perimetralmente toda la comunidad y también las provincias de Sevilla y Jaén

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.