Ultraderecha alemana, reforzada para las elecciones regionales tras pandemia

·4 min de lectura

El partido alemán de extrema derecha AfD, conocido por su perfil antiinmigrante, aprovechó la pandemia para seducir, con un discurso contra el confinamiento, a un nuevo tipo de votante de cara a las elecciones regionales del domingo en el estado de Sajonia-Anhalt.

"A nuestro entender enviar a tanta gente a la pobreza con tan pocas infecciones es problemático", afirma Oliver Kirchner, el principal candidato de la Alternativa para Alemania (AfD) en Sajonia-Anhalt, sobre las medidas ordenadas por el gobierno para frenar los contagios por coronavirus.

Su postura anticonfinamiento parece dar frutos en este estado federal donde el partido está tan bien posicionado en las encuestas que incluso podría ganar unas elecciones regionales por primera vez.

En los sondeos la AfD está empatada con la CDU de la canciller Angela Merkel. El diario Bild predice una victoria del partido de ultraderecha con un 26% de los votos, por delante de la CDU (25%).

En los últimos comicios en Sajonia-Anhalt en 2016, la CDU se impuso con un 30% y formó una coalición con los socialdemócratas (SPD) y los Verdes.

Pero la CDU ha caído en las encuestas en los últimos meses debido al descontento con la gestión de la pandemia y un escándalo de corrupción sobre contratos para la compra de mascarillas contra el coronavirus.

- Frustración -

Una victoria para la AfD supondría un varapalo para los conservadores cuando solo faltan cuatro meses para las elecciones generales, las primeras en 16 años a las que no se presenta Merkel.

La AfD comenzó con un discurso antieuro en 2013 y capitalizó el malestar de la opinión pública por la decisión de Merkel en 2015 de permitir la entrada de una ola de solicitantes de asilo de países devastados por la guerra como Siria, Afganistán e Irak.

La AfD causó sensación en las últimas elecciones generales de 2017 con casi el 13% de los votos, lo que le permitió entrar en el parlamento por primera vez como el mayor partido de oposición.

Pero debido a las divisiones internas y las acusaciones de vínculos con grupos marginales neonazis, el apoyo a nivel nacional gira ahora en torno al 10 o 12%.

En Sajonia-Anhalt también está envuelto en polémica. En la capital del estado, Magdeburgo, hay carteles con el candidato local Hagen Kohl desfigurado con bigotes al estilo de Hitler y el lema "Nunca más".

El comerciante de vino Jan Buhmann, de 57 años, considera que una victoria del partido de extrema derecha sería un "desastre".

"La pandemia ha demostrado que necesitamos nuevas ideas. Necesitamos a gente joven, necesitamos dinamismo en el estado. Para mí, la AfD no lo representa", afirmó.

Pero los simpatizantes de la AfD se han mantenido fieles al partido en los estados de la antigua Alemania del Este.

El jubilado Hans-Joachim Peters, de 73 años, estima que la AfD es "el único partido que dice las cosas tal como son".

Los políticos deberían "pensar menos en Europa y más en Alemania", declaró a la AFP en Magdeburgo, donde los activistas de las AfD reparten octavillas a favor de la "resistencia" y "el fin de todas las anticonstitucionales restricciones a nuestras libertades".

El politólogo Hajo Funke, de la Universidad Libre de Berlín, atribuye la fuerza de la AfD en el este de Alemania a "las carencias sociales y la frustración" que son una consecuencia de los problemas de la reunificación.

La oposición del partido a las restricciones impuestas contra el nuevo coronavirus también ha servido para añadir votantes a su base, afirmó.

- Los refugiados -

Funke predice que la AfD logrará el mismo número de votantes en Sajonia-Anhalt que en 2016, cuando obtuvo el 24% de los votos.

"Algunos han abandonado porque el partido es demasiado radical, algunos radicales que no votaron lo harán ahora y algunos de los que están en contra del coronavirus también votarán por la AfD", auguró.

El informe Sachsen-Anhalt-Monitor 2020 dedujo que el principal problema que preocupa a los votantes de la región son las consecuencias económicas de la pandemia. Pero el tema predilecto de la AfD, la inmigración y los refugiados, sigue siendo el segundo.

Según el candidato de la AfD, Kirchner, muchas personas de Sajonia-Anhalt todavía ven con ojos "muy críticos" la afluencia de refugiados a Alemania.

"Y creo que tienen razón", declaró en un puesto de campaña en Magdeburgo. "¿Quién va a reconstruir Siria? ¿Quién va a hacerlo si todos vienen aquí?"

Una joven con un hiyab pasó por allí, pero ninguno hizo ademán de darle un folleto.

fec/hmn/erl/mis

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente