La UE prepara su séptimo paquete de sanciones contra Rusia y estudia poner tope al precio de su gas

·2 min de lectura

La Unión Europea está trabajando en su séptimo paquete de sanciones contra Rusia, tras el anuncio del presidente Putin de que apoyará cuatro referéndums ilegales en Ucrania.

Problemente, esta nueva tanda se centrará en sectores concretos como la aviación y la prohibición de tecnologías importantes para la industria rusa. También se incluirá a muchos ciudadanos de este país.

"El sector financiero en soporte vital"

En una charla en la Universidad de Princeton, en Estados Unidos, la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen aseguraba que las medidas ya surten efecto.

"El sector financiero en Rusia está ahora en soporte vital. La industria rusa está hecha jirones. Es muy interesante ver el equipamiento militar. Ahora tiene muy difícil reponer lo que necesitan para las fuerzas armadas, porque les falta la actualización de la tecnología. Esa actualización la proporcionamos nosotros y ya no se distribuye más, hay una prohibición para su exportación. Les faltan recambios. Pueden ver cómo los rusos están canibalizando sus neveras y lavavajillas para conseguir semiconductores que puedan usar para el equipamiento militar. El Kremlin ha puesto a la economía rusa en el camino del olvido".

Un tope al precio del gas ruso

Por su parte, la comisaria de Energía Kadri Simson considera improbable que las nuevas sanciones incluyan la energía. Sin embargo, sigue estando sobre la mesa el posible establecimiento de un precio tope al gas ruso. Aunque no está muy claro que la medida vaya a ser aprobada por unanimidad por los Estados miembro.

"La energía ya ha sido cubierta por varias sanciones. Yo personalmente también creo que es necesario introducir un precio tope para el gas ruso porque todavianotenemos sanciones respecto al gas. Es injusto que Rusia, que está manipulando los suministros cubra parcialmente los recortes de volumen con precios más altos. Y esto es solo el resultado de su propia acción".

En la Asamblea General de Naciones Unidas, el jefe de la diplomacia europea Josep Borrell acusó a Rusia de provocar una recesión y una crisis alimentaria mundiales.

Además de las sanciones, ha anunciado que la Unión Europea apoyará a la Corte Penal Inernacional para que garantice justicia así como la rendición de cuentas del régimen ruso.