La UE se prepara para un "gran reto" y augura olas migratorias

·2 min de lectura

La crisis alimentaria y el aumento de los precios de la energía podrían provocar inestabilidad en algunos países y nuevas olas migratorias hacia la Unión Europea, ha advertido la Comisión Europea.

Ylva Johansson, comisaria europea de Interior, ha asegurado tras una reunión informal de ministros celebrada el lunes en Praga que las tensiones provocadas por la crisis alimentaria y la fuerte subida de los precios de la energía "podrían dar lugar a otras situaciones de inseguridad, como países inestables, grupos terroristas más fuertes o grupos de delincuencia organizada más fuertes".

"Eso significa que la gente puede encontrarse en una situación en la que no se sienta segura para permanecer en su país y entonces empiece a desplazarse. Por supuesto, esto es un gran reto", ha añadido.

La invasión rusa de Ucrania, que comenzó el 24 de febrero, ha provocado que millones de toneladas de granos que normalmente se exportan a todo el mundo estén ahora bloqueadas en los silos ucranianos.

Los cereales ucranianos alimentaban a unos 400 millones de personas vulnerables antes de la guerra, y la falta de exportaciones ha hecho que los precios suban en los mercados mundiales. El precio del trigo es ahora un 30% más alto que el año pasado en la misma época y un 14% más alto que a principios de año.

Las Naciones Unidas advirtieron el mes pasado que unos 1.600 millones de personas en 94 países están ahora expuestas a las crisis alimentaria, energética o financiera, que se han visto gravemente agravadas por la guerra en Ucrania. Según la ONU, alrededor de 1.200 millones viven en países con una "tormenta perfecta", muy vulnerables a las tres crisis.

Ademñas, el número de personas con inseguridad alimentaria grave, que se ha duplicado en los dos últimos años, pasando de 135 a 276 millones, debido a la pandemia, podría aumentar hasta 323 millones. La crisis del coste de la vida podría desencadenar un "ciclo de malestar social que llevaría a la inestabilidad política".

Johansson ha explicado a los periodistas que actualmente es imposible predecir cuántas personas podrían intentar llegar a la Unión Europea en respuesta a la crisis, pero que se está trabajando para tener un plan.

"Estamos trabajando en los planes de contingencia en caso de que mucha más gente venga a la Unión Europea y como de preparados estaremos; pero en segundo lugar, por supuesto, trataremos de evitar que esto ocurra y por eso nos parece tan importante tender la mano a los países socios", dijo.

Bruselas, por ejemplo, firmará una asociación operativa contra el contrabando con Níger para apoyar al país y ayudar a estabilizarlo, añadió, subrayando que "no debemos esperar a tener una crisis en nuestra frontera, también tenemos que tender la mano (a los países socios) antes".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente