La UE anuncia una "intervención de emergencia" para "arreglar" el mercado energético

·3 min de lectura

Para ya, que es tarde. La UE ya trabaja para “arreglar” el “desorbitado” aumento de precios de la energía, sin freno por los efectos de la guerra y ante la necesidad de “independizarnos” de Rusia.

Para ello, Ursula von der Leyen ha defendido este lunes la necesidad de reformar el mercado europeo y ha confirmado que se han dado los primeros pasos hacia una “intervención de emergencia y una reforma estructural del mercado eléctrico”. Este, ha explicado, se diseñó “para otras circunstancias”, por lo que “ya no es apto” en el actual contexto de guerra y “chantaje” ruso.

Bruselas tiene prisa, aunque todos los pasos comunitarios requieren tiempo. Los Veintisiete reunirán a sus ministros de Energía el próximo viernes 9 de septiembre, en una cumbre extraordinaria, como anunció el primer ministro checo, Peter Fiala, “para arreglar el mercado de la energía”. “Se ha llegado a un consenso sobre la necesidad de meter los precios en la arquitectura de la energía en la UE”, ha añadido Fiala este lunes tras reunirse con su homólogo alemán, Olaf Scholz.

El Consejo extraordinario de Energía no tiene orden del día ni un guion aún, pero sobre la mesa estará la posibilidad de que la UE establezca un mecanismo similar a la ‘excepción ibérica’, un tope al precio máximo pagado por el gas en todo el bloque.

Para la ministra española del ramo, Teresa Ribera, “hubiera sido oportuno adoptar medidas hace un año”. La también vicepresidenta tercera del Gobierno ha insistido en que “hemos perdido un año pero lo importante es acertar con las medidas ahora”, en una entrevista con el canal 24 Horas de RTVE.

El gigante germano también urge a la reforma del mercado, ante su absoluta dependencia del suministro de Moscú y un encarecimiento sin comparación en todo el bloque. Este lunes, Alemania ha llegado a 1.050 euros por megavatio hora (MW/h), superando por primera vez el millar y multiplicando por dos la tarifa que marcó hace, apenas, 13 días. Esto es más del doble del precio medio que registrará España este martes (459,4 MW/h).

“La era de los combustibles fósiles rusos en Europa se ha acabado y liberarnos del chantaje nos traerá más poder para defender el orden global”, ha proclamado Von der Leyen en un foro internacional en Eslovenia, abogando por la transición hacia las energías verdes.

Desde hace meses, Europa trata de blindarse ante un posible corte del gas de Rusia, una amenaza a más en riesgo y que llevó a Bruselas a aprobar un plan de ahorro. A finales de julio, los ‘Veintisiete’ acordaron una rebaja del 15% del consumo gasístico en cada país —con excepciones, como en España que unicamente reducirá un 7%— entre el 1 de agosto de 2022 y el 31 de marzo de 2023, con medidas a elección de cada estado.

Lo que piden los expertos

Voces consultadas por El HuffPost planteaban recientemente la necesidad de una actuación en la UE similar a la anunciada por Von der Leyen. Juan Castro-Gil, secretario general de la Asociación Nacional de Productores de Energía Fotovoltaica (ANPIER), apuntaba que “más pronto que tarde, Europa terminará haciendo algo parecido a la excepción ibérica’, y creo que habrá subastas diferenciadas por tecnologías. No puedo decir qué pasará, ni cuándo, pero creo que Europa se moverá en esta dirección”.

Rubén Sánchez, portavoz de FACUA, confesaba por su parte que la solución, “al menos parcial, pasa por una reforma completa del mercado europeo, una batalla de la que ya se empieza a hablar ante la emergencia económica y energética”, una propuesta que concretaba en “acabar con las subastas maximalistas”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR