La UE planea normas mundiales sobre inteligencia artificial y multas por infracciones

Foo Yun Chee
·2 min de lectura
Las banderas de la Unión Europea ondean frente a la sede de la Comisión Europea en Bruselas

Por Foo Yun Chee

BRUSELAS, 21 abr (Reuters) - La Comisión Europea anunció el miércoles un riguroso proyecto de normas para regular el uso de la inteligencia artificial (IA), que incluye fuertes multas en caso de infracción, la prohibición de la vigilancia salvo algunas excepciones y estrictas salvaguardias para los usos de alto riesgo relacionados con la IA.

Las normas sobre IA podrían ayudar a la Unión Europea a tomar la delantera en la regulación de una tecnología que, según los críticos, tiene efectos sociales perjudiciales y puede ser utilizada como herramienta de control social por parte de gobiernos represivos. Sus defensores la ven como un factor de crecimiento económico.

La medida llega en un momento en que China gana terreno en la carrera de la IA, mientras que la pandemia del COVID-19 ha puesto de manifiesto la importancia de los algoritmos y los aparatos conectados a Internet en el día a día.

"En lo que respecta a la inteligencia artificial, la confianza es una necesidad, no un lujo. Con estas normas históricas, la UE encabeza el desarrollo de nuevas normas mundiales para garantizar que se pueda confiar en la IA", dijo la jefa de tecnología europea, Margrethe Vestager, en un comunicado.

La Comisión ha dicho que se prohibirán tanto las actividades basadas en la IA que permitan a los Gobiernos hacer "social scoring" o puntuación social (que determina la reputación o credibilidad de una persona según factores que incluyen la actividad en las redes sociales) como las que puedan explotar a los niños.

El uso de aplicaciones de IA de alto riesgo en contratación de personal, infraestructuras esenciales, calificación crediticia, migración y aplicación de la ley estará sujeto a salvaguardias estrictas.

Las empresas que incumplan las normas se enfrentarán a multas de hasta el 6% de su facturación global o 30 millones de euros (36 millones de dólares), según cuál sea la cifra más alta.

El comisario de la industria europea, Thierry Breton, afirmó que las normas ayudarán a la Unión Europea de los 27 a aprovechar los beneficios de la tecnología en todos los ámbitos.

"Esto ofrece un inmenso potencial en áreas tan diversas como la salud, el transporte, la energía, la agricultura, el turismo o la ciberseguridad", dijo.

La Comisión tendrá que concretar los detalles con los países de la UE y el Parlamento Europeo antes de que las normas puedan entrar en vigor, en un proceso que puede durar más de un año.

(Información de Foo Yun Chee; editado por Philip Blenkinsop; traducido por Flora Gómez en la redacción de Gdansk)