La UE pide que se publiquen las actas de escrutinio de las elecciones en RDC

El candidato opositor congoleño Martin Fayulu (arriba izda) pronuncia un discurso en Kinshasa, República Democrática del Congo. EFE

Kinshasa, 11 ene (EFE).- La Unión Europea pidió hoy a la Comisión Electoral (CENI) de República Democrática del Congo (RDC) que publique las actas de escrutinio de los comicios presidenciales para apaciguar las dudas sobre la victoria del opositor Félix Tshisekedi.

"Los resultados preliminares son cuestionados por parte de la oposición y de la observación nacional, particularmente por la Conferencia Episcopal Nacional del Congo", recordó la portavoz comunitaria de Exteriores, Maja Kocijancic, en un comunicado publicado por la delegación de la UE en RDC.

"Por lo tanto, es importante para la credibilidad del proceso y la verdad del escrutinio que la CENI continúe su trabajo en conformidad con la ley electoral, incluida la publicación de las actas de cada centro local de escrutinio", apuntó Kocijancic.

Esta petición se produce un día después de que la CENI anunciara de madrugada la victoria de Tshisekedi en las elecciones presidenciales del pasado 30 de diciembre.

Según esos resultados provisionales, Tshisekedi obtuvo el 38,57 % de los votos, seguido por el también opositor Martin Faluyu, con el 34,86 %, y, en tercer lugar, por el oficialista y delfín del presidente saliente Joseph Kabila, Emmanuel Shadary, con el 23,84 %.

Sin embargo, la Iglesia Católica -que contó con la mayor misión de observación compuesta por más de 40.000 observadores- declaró ayer que esas cifras no se correspondían con los datos que ellos habían recopilado en los centros de votación y de escrutinio.

De esta forma, la UE se suma a las llamadas de países como Estados Unidos, que ha exigido "una clarificación" de los resultados, o de organizaciones como la Unión Africana, que ha abogado por "la búsqueda de un verdadero consenso nacional".

Finalmente, la UE mostró sus condolencias "a las familias y seres queridos de las víctimas de la violencia" postelectoral -que ha dejado al menos diez muertos y docenas de heridos-, y subrayó la necesidad de que cualquier apelación contra los resultados se realice "de manera pacífica" mediante el uso de mecanismos legales.