La UE pide a China que use su "influencia" sobre Rusia para parar la guerra de Ucrania

·2 min de lectura
Josep Borrell y Wang Yi, reunidos en Madrid en 2019. (Photo: Xinhua News Agency via Getty Images)
Josep Borrell y Wang Yi, reunidos en Madrid en 2019. (Photo: Xinhua News Agency via Getty Images)

Josep Borrell y Wang Yi, reunidos en Madrid en 2019.  (Photo: Xinhua News Agency via Getty Images)

El alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, trasladó este jueves al ministro de Exteriores chino, Wang Yi, la petición de la UE para que China utilice su influencia sobre Rusia para poner fin a la guerra en Ucrania.

En un encuentro en los márgenes de la Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGA), Borrell reiteró a Wang “las expectativas europeas de que China utilice su influencia sobre Rusia para poner fin a la guerra, que está provocando una triple crisis en todo el mundo: escasez de alimentos y energía, e inestabilidad financiera”.

Borrell planteó además la “precaria” situación en torno a la planta de energía nuclear de Zaporiya, y enfatizó que un accidente nuclear podría ocurrir “en cualquier momento” y que una forma de evitar una crisis nuclear debe ser discutida como una prioridad, según un comunicado de sus servicios de prensa.

Reunidos de urgencia en Nueva York esta madrugada, los ministros de Exteriores de la Unión Europea acordaron preparar nuevas sanciones contra Rusia, que se concretarán tan pronto como sea posible, según anunció el jefe de la diplomacia comunitaria.

Según adelantó Borrell, este nuevo paquete de sanciones en respuesta a las últimas decisiones de movilizar a 300.000 reservistas y amenazas rusas afectará a nuevos sectores de la economía rusa, incluido el tecnológico, e incluirá a nuevos individuos, pero aún no se ha cerrado.

Además de discutir sobre la guerra de Rusia contra Ucrania, incluidos sus efectos globales desestabilizadores, Borrell y Wang abordaron temas de derechos humanos, incluida la convocatoria de un Diálogo de Derechos Humanos UE-China para discutir temas de interés, concluyó el comunicado.

En la última semana, Rusia ha recibido toques por su actitud hasta de aliados: China ha mostrado sus dudas y preocupaciones por el devenir de la guerra, India le dice que “no es el momento de la guerra” y Turquía pidió ayer que se devuelvan los territorios ocupados desde 2014.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR