La UE pacta un rearme conjunto ante la amenaza rusa para reponer existencias tras el envío de armas a Ucrania

·3 min de lectura
Borrell y Von der Leyen, junto a Zelenski en su visita a Kiev (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)
Borrell y Von der Leyen, junto a Zelenski en su visita a Kiev (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)

Borrell y Von der Leyen, junto a Zelenski en su visita a Kiev (Photo: Anadolu Agency via Getty Images)

La UE quiere blindarse más ante la amenaza rusa y opta por un rearme conjunto. Así lo han acordado los jefes de Estado y Gobierno participantes en una cumbre extraordinaria del Consejo Europeo que ha finalizado este martes con el sexto paquete de sanciones contra Rusia.

Las conclusiones de la reunión hacen referencia a la “urgencia” a la hora de coordinar una compra conjunta de armamento para reponer las existencias mermadas tras el envío masivo de material a Ucrania en los últimos meses. Con el último envío acordado, la ayuda de la UE ronda los 2.000 millones de euros.

Para los Veintisiete, “la guerra de agresión rusa contra Ucrania ha provocado un cambio importante en el entorno estratégico de la Unión Europea” y ha puesto de manifiesto la necesidad de una UE “más fuerte y capaz en el ámbito de la seguridad y la defensa”.

Los estados miembros han debatido el informe elaborado por la Comisión Europea y el jefe de la diplomacia comunitaria, Josep Borrell, en colaboración con la Agencia Europea de Defensa. En él, se pone de relieve las carencias en inversión en materia militar y se insta a reforzar la base industrial y tecnológica.

Ante estas lagunas operativas y financieras, en el Consejo Europeo se han planteado “con carácter de urgencia, medidas para coordinar las necesidades de adquisición de defensa a muy corto plazo para apoyar la adquisición conjunta a fin de reponer las existencias, en particular a la luz del apoyo prestado a Ucrania”. También a corto plazo, piden poner en marcha el instrumento temporal propuesto por la Comisión que ayude a los Estados miembros a reforzar sus capacidades industriales de defensa mediante adquisiciones conjuntas.

“Hay una clara urgencia de reforzar nuestra seguridad y defensa. Tenemos que incrementar el gasto militar de manera coordenada y gastar más y mejor, juntos”, subrayó Borrell a la prensa su llegada a la reunión.

“No solo debemos invertir más, sino ciertamente gastar e invertir más, juntos. Con opciones como mercados conjuntos, reforzar la base industrial y tecnológica europea en ese ámbito. Especialmente teniendo en cuenta el papel las pymes”, destacó, por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, en la rueda de prensa final de la cumbre.

La OTAN es “complemento” no rival

A la salida del Consejo, Pedro Sánchez ha reconocido que el pensamiento en Bruselas es unánime: “La UE y la OTAN son complementarias”, una idea que también se recoge en el texto oficial.

En él se afirma que ambas “son fundamentales para nuestra seguridad global”, respetando “plenamente los principios establecidos en los Tratados y los acordados por el Consejo Europeo, incluidos los principios de inclusión, reciprocidad y autonomía decisoria de la Unión Europea”.

Los líderes apuntan en que la alianza atlántica “sigue siendo la base de la defensa colectiva de sus miembros”, con su conocido artículo 5 de respuesta unitaria ante la agresión a un miembro, pero esto tiene extensión a nivel comunitario en el artículo 42.7 del Tratado de la UE, de similar contenido.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente