La UE insta a Etiopía a revocar sin demora la expulsión de 7 funcionarios de la ONU

·3 min de lectura

Bruselas, 5 oct (EFE).- La Unión Europea (UE) y sus Estados miembros instaron al Gobierno de Etiopía a que revoque "sin demora" su decisión de expulsar del país a siete altos funcionarios de agencias humanitarias de la ONU.

"Instamos al Gobierno de Etiopía a que revoque sin demora su decisión", la cuál condenan "enérgicamente", dijo el Alto Representante de la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, en una declaración en nombre de la Unión y de sus Estados miembros.

El jefe de la diplomacia europea subrayó que es "imperativo que se permita a las organizaciones de derechos humanos y de ayuda humanitaria realizar su trabajo sin obstáculos".

Esta decisión "corre el riesgo de socavar aún más la posibilidad de llevar ayuda a millones de etíopes en una situación humanitaria extrema", deploró.

Además, continuó, se produce en un momento en que las organizaciones de ayuda se enfrentan a continuos impedimentos cotidianos para llevar ayuda a las personas necesitadas en Tigray y otras partes del norte de Etiopía.

El Gobierno etíope anunció el pasado jueves la expulsión de siete altos funcionarios de la ONU que fueron declarados "persona non grata" por "entrometerse en los asuntos internos del país", y a los que dio 72 horas para salir de Etiopía, lo que ya hicieron.

La medida se adoptó después de que organizaciones humanitarias denunciaran el acceso limitado a la región norteña de Tigray.

La ONU ha advertido repetidamente de la grave crisis humanitaria en Tigray y otras zonas y ha denunciado en varias ocasiones las dificultades que está encontrando para llevar ayuda a la población

Las organizaciones internacionales en el país africano necesitan "urgentemente un entorno propicio que les permita continuar con su labor diaria de salvar vidas", dijo por su parte Borrell, que señaló que "millones de personas, en toda Etiopía, dependen de su ayuda para sobrevivir".

Y recordó que la labor humanitaria se guía siempre por los principios de humanidad, neutralidad, imparcialidad e independencia, por ello destacó que "salvaguardar estos principios garantiza que la ayuda pueda llegar donde más se necesita".

La guerra comenzó el pasado 4 de noviembre, cuando el Gobierno etíope lanzó una ofensiva contra el Frente Popular de Liberación de Tigray (FPLT), partido que gobernaba la región entonces, en represalia por un ataque contra una base militar federal.

El pasado 28 de junio, el Ejecutivo etíope anunció un "alto el fuego unilateral humanitario" y el Ejército se retiró de varias ciudades tigriñas -incluida la capital, Mekele-, pero las fuerzas amharas, que peleaban junto al Gobierno y anexionaron de facto zonas sobre las que reivindican derechos históricos, siguieron allí.

En ese contexto, los rebeldes tigriñas recuperaron terreno y el conflicto se extendió a las regiones vecinas de Afar y Amhara.

En su declaración, la UE y sus Estados miembros exhortaron a todas las partes del conflicto a que protejan las operaciones y el personal humanitario, así como a que concedan un acceso seguro, rápido y sin obstáculos, de acuerdo con el derecho internacional humanitario.

Desde noviembre, miles de personas han muerto, unos dos millones se han visto desplazados internamente en Tigray y al menos 75.000 etíopes han huido al vecino Sudán, según datos oficiales.

Además, casi siete millones de personas afrontan una "crisis de hambre" en el norte de Etiopía por la guerra, advirtió el pasado mes el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente