La UE iniciará en junio emisiones de deuda para financiar la recuperación

Agencia EFE
·4 min de lectura

Bruselas, 16 feb (EFE).- La Comisión Europea (CE) dijo este martes que espera realizar las primeras emisiones de deuda para financiar el fondo de recuperación de la Unión Europea (UE) en junio, aunque esto dependerá de que todos los países hayan ratificado para entonces la legislación que le permitirá acudir a los mercados.

El Ejecutivo comunitario presentó hoy a los ministros de Economía y Finanzas de la UE en una reunión celebrada por videoconferencia las opciones para el programa de emisiones destinado a captar los 800.000 millones de euros (750.000 millones en precios de 2018) con que contará el fondo de recuperación comunitario.

"Esperamos empezar las primeras emisiones bajo NextGeneration EU (el fondo de recuperación) ya en verano, pero esto depende de que todos los Estados miembros ratifiquen la decisión de recursos propios", dijo el vicepresidente económico de la CE, Valdis Dombrovskis, en una rueda de prensa tras la reunión.

Dombrovskis precisó que "junio" es la "posible fecha" para empezar estas operaciones, que convertirán al Ejecutivo comunitario en uno de los mayores emisores de deuda denominada en euros, al nivel de los grandes emisores de deuda soberana como Alemania, Francia, Italia o España.

"La idea inicial sería tomar prestado el 13 % de financiación por adelantado para los Estados miembros", indicó el vicepresidente comunitario.

Este es el porcentaje de su asignación que recibirán los países nada más ver aprobado su plan de recuperación, lo que en el caso de España son unos 10.000 millones de euros y que para el conjunto de la UE ascendería a unos 104.000 millones de euros a precios corrientes.

Que se cumpla el calendario previsto por Bruselas depende sin embargo de que los parlamentos nacionales de los 27 Estados miembros ratifiquen la decisión de recursos propios, es decir, la legislación que permitirá a la Comisión utilizar el margen de recursos propios del presupuesto comunitario como respaldo para la emisión de deuda.

"Seis países ya lo han hecho y muchos están avanzados en el proceso. Llamamos a los restantes a avanzar rápido", dijo Dombrovskis, insistiendo en que lo hagan "cuanto antes, mejor".

El ministro de Finanzas de Portugal, Joao Leao, cuyo país preside el Consejo de la UE este semestre, dijo que esperan que todos los Estados hayan completado este proceso "en abril" para que la Comisión pueda emitir en verano.

Los países podrán empezar a enviar a la Comisión sus planes de recuperación definitivos este mismo viernes, cuando entra en vigor la regulación del fondo. El Ejecutivo comunitario tendrá dos meses para evaluarlos una vez recibidos, tras lo cual el Consejo (los países) tiene un mes mas para aprobarlos por mayoría cualificada.

La Comisión Europea, que cuenta con calificación crediticia triple A, acudirá a los mercados hasta 2026 para financiar el fondo y prevé emitir un 30 % del total en bonos verdes.

LOS PRÉSTAMOS GENERAN DEUDA

El fondo de recuperación pondrá a disposición de los países préstamos y subvenciones, y Dombrovskis recalcó que si los Estados miembros utilizan los créditos, se reflejará en el incremento de sus niveles de deuda pública.

"Cuando los Estados miembros toman préstamos, se añade al nivel de los niveles de deuda pública de los Estados miembros, está bastante claro y no creo que vaya en el interés de nadie crear incertidumbre sobre el nivel real de deuda de los países miembros. Es una consecuencia clara", constató.

Añadió, no obstante, que los socios comunitarios pueden conseguir los créditos "en términos muy favorables", y puso como ejemplo la última emisión para costear los préstamos del programa SURE, que cubre los mecanismos de reducción de jornada laboral por la pandemia, como los ERTE españoles.

En la última emisión de ese instrumento, Bruselas colocó bonos a siete años con un tipo de interés negativo del 0,497 %, lo que supone que por cada 105 euros que reciben las capitales, tendrán que devolver 100 siete años después.

El ex primer ministro letón también reiteró que la CE decidirá en primavera si las normas de la UE sobre control del déficit y la deuda públicos siguen suspendidas durante 2022, a partir de las previsiones económicas que Bruselas tiene previsto publicar en mayo y de "los datos fiscales disponibles en ese momento".

Sin embargo, anunció que a principios de marzo el Ejecutivo comunitario pretende proporcionar "cierta orientación" a los Estados miembros que reflejará "la interpretación de la Comisión" sobre las condiciones para reactivar las normas fiscales y también "orientación sobre medidas de apoyo fiscal y la retirada gradual" de estas, a medida que la recuperación se materialice.

PARAÍSOS FISCALES, FUERA DE LA AGENDA

Aunque estaba previsto actualizar la lista de los Veintisiete sobre paraísos fiscales, al principio de la reunión se decidió eliminar ese punto de la agenda, que se tratará en un encuentro de embajadores el miércoles.

Turquía se había comprometido a realizar ciertas reformas antes del 31 de diciembre de 2020 y, por ese motivo, había permanecido en un segundo repertorio, la llamada "lista gris". Los países que no cumplen con sus compromisos sobre fiscalidad justa terminan por pasar a la "lista negra".

"Puedes decir que Turquía no fue incluida en la lista. Fuimos capaces de realizar progresos en términos de cooperación con Turquía en cuestiones fiscales, así que no fue incluida en la lista" negra, declaró el ministro portugués de Finanzas.

(c) Agencia EFE