La UE se fija un objetivo de energías renovables del 32% para 2030

Redacción El HuffPost

Los gobiernos de la Unión Europea y el Parlamento Europeo han alcanzado este jueves un acuerdo para fijar un objetivo vinculante de energías renovables del 32% para 2030 e incluir una cláusula de revisión al alza en 2023, aunque no han conseguido establecer una meta en el caso de las energías renovables.

Esto es, dicho de otra manera, que el 32% de toda la energía final consumida en la UE en el año 2030 deberá ser de origen renovable.

El objetivo pactado del 32% se sitúa así en un punto intermedio entre las pretensiones de la Eurocámara, que abogaba por situarlo en el 35 por ciento, y de los Estados miembros, cuya postura oficial era del 27% aunque había países más ambiciosos alineados con la postura de los eurodiputados, como España.

"Este acuerdo es victoria duramente trabajada para desbloquear el verdadero potencial de la transición de Europea hacia una energía limpia. Esta nueva ambición nos ayudará a cumplir con los objetivos del Acuerdo de París y se traducirá en más empleos, facturas energéticas más baratas para los consumidores y menos importaciones de energía", ha celebrado el comisario de Energía y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete.

Esta nueva ambición se traducirá en más empleos, facturas energéticas más baratas para los consumidores y menos importaciones de energía

Los negociadores de las instituciones comunitarias, sin embargo, no han sido capaces de alcanzar un acuerdo sobre el objetivo de eficiencia energética para 2030. Sobre este asunto, el comisario español ha pedido al Parlamento Europeo y a los Estados miembro que sean "flexibles" y que busquen un "compromiso".

Largas negociaciones

El acuerdo sobre energías renovables ha llegado en la quinta reunión que han mantenido los negociadores de la Eurocámara y el Consejo de la UE (la institución que representa a los Estados miembros) desde que comenzaran las conversaciones a principios de año.

También ha llegado después de que los nuevos gobiernos...

Sigue leyendo en El HuffPost