La UE estaría preparando una nueva propuesta de paz palestino-israelí

Para impulsar el diálogo

JEURSALÉN, 13 (EUROPA PRESS)

La Unión Europea está trabajando en un nuevo y detallado plan para promover la reanudación de las negociaciones de paz entre palestinos e israelíes y que contempla la creación de un estado palestino con las fronteras de 1967 y Jerusalén Este como capital, según ha informado este domingo el diario israelí 'Yedioth Aharonoth' citando fuentes diplomáticas israelíes.

La iniciativa está siendo confeccionada con la participación directa de los ministros de Asuntos Exteriores británico, William Hague, y francés, Laurent Fabius, y cuenta con el respaldo de Alemania.

La propuesta contempla un calendario diáfano para las negociaciones de las conocidas como cuestiones centrales, que deberán estar cerradas este mismo año, y, probablemente, incluirá la paralización de la construcción en los asentamientos judíos de Cisjordania. El plan podría presentarse el próximo mes de marzo, tras la formación del nuevo gobierno israelí.

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, participa también en la propuesta y trabaja ya para implicar a más actores de la comunidad internacional en la misma. Así, se contempla la posibilidad de que sea una iniciativa paneuropea.

Según distintas fuentes, el proyecto incluye también la creación de un organismo regional en la que estarían representados Egipto, Jordania, Palestina y los países del golfo Pérsico. Israel también sería invitado, pero un rechazo a participar podría interpretarse como un revés al proceso de paz.

"Hay mucho movimiento entre bambalinas. Los europeos no pueden obligar a Israel a llegar a un acuerdo, pero está claro que nos pueden poner en una posición embarazosa", ha señalado la fuente israelí.

"Están redactando un documento que incluye los principios para un futuro acuerdo de paz, poniéndolo sobre la mesa desafiantemente. Es probable que los palestinos lo acepten y que Israel tenga ciertas dificultados. Nos va a dejar arrinconados", ha reconocido la fuente diplomática israelí en declaraciones al 'Yedioth Aharonoth'.

PUBLICIDAD