La UE celebra que la ayuda humanitaria a Siria se renueve pero desea que sea por más tiempo

EFE/EPA/PATRICK SEEGER

Bruselas, 14 ene (EFE).- La Unión Europea (UE) celebra la decisión de la ONU de renovar parcialmente el sistema de entrega de ayuda humanitaria a la población civil siria, pero lamenta que este solo se renueve por seis meses, según un comunicado publicado por la Comisión Europea (CE) este martes.

"La UE acoge con satisfacción la decisión tomada por el Consejo de Seguridad de la ONU el pasado 10 de enero, que avala la renovación parcial del sistema para entregar ayuda humanitaria a la población civil siria a través de las fronteras del país", reza el comunicado que, no obstante, subraya que "satisfacer las necesidades humanitarias requiere un acceso sostenido más allá de seis meses".

Según la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), estas operaciones de ayuda humanitaria benefician a cuatro millones de personas con necesidades, de las cuales 2,7 millones se encuentran en el noroeste del país y, 1,3 millones, en el noreste.

"A la luz de las enormes necesidades humanitarias en el norte de Siria, la decisión del Consejo de Seguridad de no extender las ayudas habría tenido consecuencias catastróficas", sentencia el comunicado conjunto del alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, y el comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic.

La Unión también criticó que el punto de cruce de Yaroubia, situado entre Irak y el noreste de Siria, quede excluido de la renovación de las ayudas, ya que allí "las necesidades insatisfechas persisten a gran escala", en palabras de la CE, que consideró que esto "pone en peligro" la llegada de los medicamentos y el equipamiento médico al noreste de Siria.

En el comunicado, la Comisión alertó de que "la escalada de hostilidad" y las "violaciones del derecho internacional humanitario" continúan afectando "dramáticamente" a los civiles sirios.

En las últimas semanas, se han reportado numerosas muertes y lesiones civiles y unas 300.000 personas han sido desplazadas, según datos de la CE, que cifra en más de cuatro millones las personas que afrontan el invierno en los campamentos de refugiados.

Frente a esta situación, la UE instó a todas las partes involucradas en el conflicto "a estudiar un alto el fuego inmediato, garantizar la protección de los civiles, permitir un acceso humanitario sin trabas y respetar plenamente el derecho internacional humanitario".