Líderes europeos alcanzan compromiso sobre promoción de la equidad

·3 min de lectura

Los líderes de la Unión Europea (UE) destacaron este viernes la urgencia de combatir la pobreza y promover la equidad en la recuperación de la pandemia de coronavirus, y adoptaron un ambicioso Compromiso Social que sugiere un largo camino hata alcanzar logros concretos.

Durante una cumbre en la ciudad portuguesa de Oporto, los líderes firmaron un "Compromiso Social" que formula un llamado en favor de "una transición hacia una economía digital, verde y socialmente justa".

El documento señala que "vivimos tiempos sin precedentes", y defiende que, "con el crecimiento del desempleo y de las desigualdades, como resultado de la pandemia, es fundamental canalizar los recursos hacia donde son más necesarios".

El "Compromiso Social" recoge también la determinación de los gobiernos de "aprender las lecciones" ofrecidas por la pandemia y "mantener las medidas de emergencia durante el tiempo necesario".

Los 27 países del bloque también se comprometieron a apoyar "la competitividad justa y sostenible (...) a través de la innnovación, empleos de calidad, salarios dignos, condiciones de trabajo adecuadas, locales de trabajo y ambientes seguros y saludables, tratamiento igual y movilidad justa".

El Primer Ministro de Portugal, Antonio Costa, dijo que los consensos alcanzados permitirán "transformar la gobernanza económica de Europa. Será más equilibrada, más justa, menos financiera y más económica y más social".

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, saludó la celebración de la llamada Cumbre Social que llegar "en el momento justo. Todos hemos tenido un año muy difícil por causa de la pandemia".

"Debemos encontrar un medio de ofrecer un salario devcente a todas las personas que trabajan todo el día, para que puedan vivir de su trabajo", añadió.

Bruselas se propone aumentar la tasa de empleo al 78%, capacitar al 60% de los adultos cada año y reducir en 15 millones el número de personas en riesgo de pobreza o exclusión social.

De los 27 países miembros apenas un puñado de líderes ha evitado el traslado a Portugal, entre ellos la jefa del gobierno de Alemania, Angela Merkel, y el primer ministro holandés, Mark Rutte, que participaron de forma remota.

- Contracumbre -

Partidos y movimientos de izquierda organizaron una "contracumbre" y planearon manifestarse en las calles de Oporto el sábado.

El evento ha claramente reanimado a esta ciudad fluvial, donde se han suavizado las restricciones sanitarias, al igual que en el resto de Portugal, gracias a una tasa de incidencia del coronavirus entre las más bajas de Europa.

La pandemia se llevó "los ahorros de toda una vida" y "ahora tenemos que empezar de cero", explica Fernanda Martins, quien dirige un pequeño café familiar con su marido en el popular barrio de Miragaia.

El Plan de Acción por los Derechos Sociales de la UE "claramente carece de ambición", dijo Olivier De Schutter, el relator especial de la ONU sobre derechos humanos.

El experto señaló que 700.000 personas en Europa duermen a la intemperie cada noche y más de 20 millones de trabajadores viven en la pobreza debido al aumento de formas de trabajo precario, especialmente en las nuevas plataformas digitales.

Con el aumento de la pobreza desde hace un año, la pandemia sin embargo ha puesto de relieve "la importancia de lo social" en la UE, aseguró a la AFP el comisario europeo de Empleo, Nicolas Schmit.

A pesar de sus divisiones, Europa logró el año pasado ponerse de acuerdo para adoptar un plan de recuperación de 750.000 millones de euros con una deuda común sin precedentes.

Una de las primeras medidas tomadas en 2020, al inicio de la crisis, fue suspender el Pacto de Estabilidad, que impone límites a los déficits presupuestarios y la deuda pública.

bur-ahg/jz

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente