La UE advierte de elevada discriminación al colectivo LGTBI

Cada vez más número de personas homosexuales, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGTBI) evocan abiertamente su identidad, pero el miedo, la violencia y la discriminación siguen siendo elevados, indicó este jueves la Agencia europea de Derechos Fundamentales (FRA).

Un 43% del colectivo LGTBI se sintió discriminado en los 12 meses previos a la encuesta de la agencia europea -la mayor nunca realizada-, seis puntos más respecto a la consulta de 2012. En el caso de los transgéneros, el porcentaje alcanza el 60%.

Las personas transgénero o intersexuales reportan dos veces más de agresiones durante ese período que el resto de grupos encuestados. La mitad de ellas declaran además tener dificultades para mantenerse a sí mismas.

La FRA interrogó en 2019 a 140.000 personas LGTBI en los actuales 27 países de la Unión Europea (UE), el Reino Unido, Serbia y Macedonia del Norte. Por primera vez, su encuesta incluye el testimonio de intersexuales y de adolescentes de entre 15 y 17 años.

El director de la FRA, Michael O'Flaherty, advierte que las dificultades en el terreno del empleo y de la asistencia sanitaria "pueden agravarse a causa del nuevo coronavirus".

Según esta agencia europea con sede en Viena, las discriminaciones aumentan cuando medios de comunicación, políticos o personalidades públicas emiten un discurso negativo.

"Hemos asistido recientemente a ataques contra las marchas del orgullo, a la adopción de declaraciones de 'zonas sin ideología LGTBI'", lamenta la comisaria europea de Igualdad, Helena Dalli, en una declaración que acompaña el informe sin citar directamente a Polonia.

Malta e Irlanda son dos ejemplos de países en los que las personas consultadas percibieron una mejora en la tolerancia desde 2012, según el informe.

Pero seis de cada diez encuestados evitan tomar la mano de su pareja en público, una media que se eleva a ocho de cada diez en Polonia y que desciende a cuatro de cada diez en Luxemburgo.

El informe destaca que, en el grupo de 15 a 17 años, casi la mitad de las personas consultadas afirmar haber recibido el apoyo dentro de su centro educativo, ya sea de compañeros de clase o de profesores.

La FRA llama especialmente a los gobiernos a instaurar una cultura de tolerancia cero contra la violencia y el acoso al colectivo LGTBI, así como instruir a la policía para una mejor inscripción de los delitos de odio.