Italia abre sus fronteras a países de fuera de Schengen pero con cuarentena

Roma, 1 jul (EFE).- Italia abre desde hoy sus fronteras a los ciudadanos residentes en países de fuera del espacio Schengen, pero tendrán que guardar dos semanas de cuarentena y deberán justificar su viaje con motivos de trabajo, estudios, salud o necesidad, también los que vengan de los 14 Estados aprobados por la Unión Europea.

Este miércoles, el aeropuerto romano de Fiumicino ha incrementado hasta 200 los vuelos programados, entre llegadas y salidas, para un total de 20.000 pasajeros, ha informado la sociedad gestora, Aeroporti di Roma (AdR).

Pero de estos, solo cerca de cuarenta tienen salidas o llegadas de países de fuera del espacio europeo de Schengen.

El aeropuerto romano es el que actualmente más vuelos recibe en Italia, mientras que en Milán, en la región de Lombardía -la más afectada por la pandemia- el aeropuerto de Linate sigue cerrado y abrirá el 13 de julio.

Ahora en Milán opera el aeropuerto de Malpensa y este miércoles hay solo un vuelo programado con destino a Pekín y otro con destino a Doha, en Catar, mientras que está previsto uno de llegada desde Sialkot, en Pakistán, y otro de Podgorica (Montenegro).

La compañía italiana Alitalia, en concurso de acreedores desde mayo de 2017 y a la que el Estado italiano quiere nacionalizar, ha informado este miércoles de que amplía su oferta de vuelos desde Malpensa a 10 nuevos destinos nacionales e internacionales, que se suman a los 7 con los que conectaba hasta ahora, pero en la lista no hay ningún país de fuera del área Schengen.

El ministro de Sanidad, Roberto Speranza, firmó el martes una ordenanza por la que Italia exigirá dos semanas de aislamiento preventivo a todos los ciudadanos procedentes de países de fuera del espacio Schengen, también de los 14 aprobados por la UE, y con independencia de que ya hayan estado previamente durante unos días en otros países europeos.

El país "opta por la línea de la prudencia", dijo, para evitar que se propague de nuevo la pandemia del coronavirus.

Los pasajeros que vengan de estos países tendrán que justificar que lo hacen por motivos laborales, sanitarios, de estudios o absoluta urgencia.

Italia no impone restricciones, como ya anunció el 3 de junio, a los ciudadanos de los países de dentro del espacio Schengen.

(c) Agencia EFE