¿Qué puede hacer la UE para abaratar el precio de la energía?

·2 min de lectura

La UE ha conseguido llenar sus almacenes de gas hasta el 80% para prepararse ante lo que parece que será un invierno difícil. Pero no será suficiente. Por eso la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, rompió un tabú al anunciar una "intervención de emergencia" y una reforma estructural del mercado energético.

Las primeras consecuencias ya son visibles. "Hemos visto como los precios del gas se han reducido un 30 o un 40%, no sabemos si es casualidad pero no lo parece. Hay una especulación en el mercado del gas que tendremos que analizar y la Comisión Europea tiene las herramientas para hacerlo", ha asegurado el eurodiputado de los Socialdemócratas, Nicolás González Casares.

En el Parlamento Europeo se han debatido algunas de las ideas que podría proponer la Comisión Europea a corto plazo como impuestos a los beneficios caídos del cielo o un tope al precio del gas.

Pero una de las principales reformas del mercado podría ser desacoplar el precio del gas del de la electricidad. En el mercado energético de la UE, el precio del MWh queda establecido por la última tecnología que se utiliza para cubrir la demanda. Y suele ser la más cara. Con los precios del gas por las nubes, todo el sistema se ve afectado.

Para La Izquierda, se necesita más transparencia en la forma de fijar los precios. "Lo que tenemos que tender es a un sistema de fijación de precios más justo, más transparente, con más control público y sobre todo que haga pagar por la energía que realmente consumimos y un coste que no infle el precio de la energía de manera artificial", ha explicado la eurodiputada Sira Rego.

Para Christian Ehler, eurodiputado del Partido Popular Europeo, son necesarias mayores inversiones a nivel europeo, empezando por más interconexiones para garantizar la solidaridad entre los Estados miembros. "Tenemos que reestructurar las prioridades del programa de inversiones de la UE. No podemos gastarnos 500 millones y seguir sin proyectos de infraestructuras energéticas transnacionales. Esa sería la prioridad número 1 porque eso envía señales a los precios que actúan a medio plazo en la profundización del mercado", ha pedido Ehler.

Los ministros de Energía de la UE tratarán de encontrar una solución antes de que llegue el frío en una reunión extraordinaria el próximo viernes 9 de septiembre.