Los ucranianos recogen los cuerpos de los muertos rusos que Vladímir Putin ha dejado atrás

Durante las primeras semanas de la invasión a Ucrania, Rusia trató por todos los medios de llegar hasta Kiev. Alrededor de la capital tuvieron lugar combates brutales, pero finalmente las tropas enviadas por Vladímir Putin desistieron de su objetivo y comenzaron a retirarse hacia la frontera con Bielorrusia.

Según Moscú, este movimiento se llevó a cabo para centrarse en la región del Donbás, aunque expertos señalan que tuvo más que ver con la capacidad de resistencia de los ucranianos y el maltrecho estado de sus tropas. De hecho, Ucrania acusa a Rusia de haber dejado atrás a muchos de sus muertos en su huida de las cercanías de Kiev.

Semanas después de que las tropas rusas hayan abandonado los alrededores de la capital, una unidad especial ucraniana de carácter cívico-militar formada por soldados y expertos forenses peina los bosques y los prados en busca de cadáveres de rusos caídos en combate y abandonados por su ejército.

Una vez que encuentran los cuerpos, buscan cualquier cosa que sirva para identificarlos y los apilan en unos vagones de tren refrigerados. Dicen que son las normas del derecho internacional humanitario.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente